Ciudadanos Cs A Coruña denuncia “el abandono de nuestro patrimonio histórico”

Miguel Ángel Rosende: “Es muy irritante que el gobierno de La Marea tenga tan descuidado el patrimonio histórico de la ciudad”

Ciudadanos denuncia el abandono que sufren diferentes elementos arquitectónicos de la ciudad como es el caso del  obelisco, el elemento más emblemático y popular de la ciudad de A Coruña después de La Torre de Hércules. Así lo ha expresado el coordinador del partido en la ciudad, Miguel Ángel Rosende: “Es muy irritante que el gobierno de La Marea tenga tan descuidado el patrimonio histórico de la ciudad, no hay muchas ciudades que dispongan de semejantes recursos y que no se utilicen para algo tan importante como mantener el patrimonio histórico de los coruñeses.”

Desde Ciudadanos se recuerda que esta situación no es nueva, “ya anteriores mandatarios de la ciudad han llevado una política de no aprovechamiento de los bienes culturales que la ciudad posee. Xulio Ferreiro, fiel a su política de no hacer nada, ha continuado la labor de sus antecesores para que nuestros bienes culturales caigan en el olvido” denuncia Rosende.

Ciudadanos Cs A Coruña ha indagado un poco en su historia. El obelisco en realidad se trata de una columna meteorológica. Fue inaugurada el 10 de febrero de 1895 en memoria del político coruñés Linares Rivas, e incluía instrumentos adquiridos en París, una de las grandes capitales científico-tecnológicas de la época. El monumento incluía un barómetro y un termómetro, así como inscripciones con los valores extremos y medios climáticos de la ciudad, además de las coordenadas geográficas y la altitud del lugar. En la base del Obelisco una pequeña escalera de planta octogonal alude a las direcciones que indica la rosa de los vientos y, coronando la columna, se instaló un reloj y una veleta.

La exposición de nuestra ciudad a los elementos meteorológicos y la estrecha vinculación de los coruñeses, muchos marineros, con los caprichos de la mar, motivó que excepcionalmente nuestra ciudad instalara en 1896 otra columna de menor porte pero con instrumentos similares en los Jardines de Méndez Núñez. Y es que predecir el tiempo ya resultaba interesante para todos los coruñeses del siglo XIX, y era especialmente útil para los que vivían del mar.

“La desgracia ha querido que nuestro Gobierno Municipal, por ignorancia o por abandono, haya permitido que los botellones organizados en los Jardines de Méndez Núñez hayan roto los instrumentos de esta columna meteorológica”. Ha añadido además  “Los últimos destrozos, comentados con benevolencia por nuestro Alcalde, siguen sin repararse  meses después. Incluso, en una reciente entrevista, nuestro Alcalde renunciaba a intervenir respecto a los botellones que se organizan en estos Jardines”.

Miguel Ángel Rosende, ha finalizado proponiendo: “El promover actividades alternativas al botellón debería ser una prioridad, el deporte, por ejemplo, suele ser un buen elemento disuasorio. Además deberíamos adquirir el compromiso de empapar las nuevas generaciones con la historia de nuestra ciudad, el conocer la importancia de estos elementos indirectamente conseguiría que los respetasen.”

400

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 4 =