Juegos de Pyeongchang 2018: El viento se convierte en el gran contratiempo de estos Juegos

Las competidoras de ‘slopestyle’ se quejan por las condiciones de la competición. El calendario de pruebas de esquí se aprieta y la sensación términa es heladora

El viento racheado que sopla en las montañas de Pyeongchang se está convirtiendo en una verdadera preocupación para los organizadores de los Juegos. Ya ha causado el aplazamiento de varias pruebas y una disputada este lunes ha sido un caos.

En concreto, la final de slopestyle femenino, una modalidad de snowboard en la que las participantes realizan acrobacias y saltos cada vez más altos, pero que con el fuerte viento se convertido sobre todo en una lucha por mantener el equilibrio.

El domingo se suspendió la calificación y este lunes se ha anulado una de las mangas. Así las 25 participantes han realizado dos bajadas y de las 50 bajadas, sólo una decena han acabado sin caídas, según un recuento de AFP.

De hecho, según la BBC, todas las participantes se han ido al suelo al menos una vez, incluida la ganadora, la estadounidense Jamie Anderson.

Varias competidoras habían pedido la suspesión de la prueba. Entre ellas, una de las medallistas, la finlandesa Enni Rukajarvi. A pesar de su bronce, ha dicho estar “contenta” por el resultado, “pero sobre todo contenta de que nadie se haya lesionado gravemente”, informa AFP.

Peor suerte tuvo el domingo en un entrenamiento la australiana Tess Coady, que se lesionó y que, en un mensaje en sus redes sociales, echó la culpa al viento.

La Federación Internacional de Esquí ha dicho que, según el jurado, las condiciones meteorológicas estaban “dentro de los límites para desarrollar la competición con seguridad”. “La FIS siempre intenta que los deportistas consigan los mejores resultados, lo que según varios participantes no ha ocurrido hoy. Pero la naturaleza de los deportes que se desarrollan en exteriores implican también adaptarse a los elementos”, añade.

Además, por segunda jornada consecutiva se han aplazado las pruebas de esquí alpino. Preguntado si el programa de los Juegos corre peligro por las adversas condiciones del tiempo, el portavoz del Comité Organizador ha dicho que “todavía es demasiado pronto para saberlo”. No obstante, ha recordado que en los Juegos de Nagano de 1998 la prueba final de descenso “tuvo lugar sólo cinco minutos antes de la ceremonia de clausura”.

Por si fuera poco, el frío se recrudece. Se prevé que la temperatura baje hasta 25 bajo cero esta semana (dentro de lo normal en esta zona y época). Pero con el viento, la sensación térmica es heladora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − seis =