¿Qué es lo que sucede en el PSOE de Lugo?

Los últimos días en la provincia de Lugo han corroborado que la política está pasando en líneas generales por un momento, cuando menos ínfimo. Manuel Martínez, alcalde histórico de Becerreá, ha decidido mantener su hoja de ruta para que Suplusa, la sociedad urbanística provincial, sea la encargada de la apertura y funcionamiento de las residencias

Darío Campos, Álvaro Santos y especialmente los que siguen dirigiendo en la sombra, quieren quitarle la gestión a Suplusa pero no son capaces de explicar lo que dicen unos supuestos informes, al parecer con irregularidades, pero nadie fue capaz aún de hacer público un informe que diga la realidad absoluta.

Manuel Martínez por su parte, por un lado provocó su salida para activar las listas independientes , por ahora con resortes en el partido judicial de A Ulloa y con contactos importantes en el partido judicial de Lugo. Sobra decir que echando una visual al panorama de los partidos judiciales, en el momento en el que José Fernández, alcalde de Navia de Suarna, adopte la decisión de abandonar el partido, los socialistas pierden el diputado del partido judicial de A Fonsagrada.

A mayores de estas cábalas, ya que no es descartable que en unos meses, Manuel Martínez vuelva a las filas socialistas, este sábado Darío Campos, le faltaba al respeto a Martínez indicándole que el lugar al que debía ir era un psicólogo o un psiquiatra, lo cual habla a las claras de la poca cintura política del Alcalde de A Pontenova.

La enfermedad, denominada por Campos, Besteirismo, abarca a un grupo de acólitos que no son capaces de volar sin el aún jefe de filas en la sombra y por otro lado, de otros AntiBesteiristas que ven en cualquier sombra la mano del ex Secretario General de los socialistas gallegos, que en función de su situación judicial, en 2020 será el rival en las primarias de Gonzalo Caballero.

Hay algo claro, si el duelo es Gómez Besteiro contra Gonzalo Caballero, la victoria será sin lugar a dudas del lucense, ya que la torpeza del vigués, les da aire a las marionetas dependientes de quien en lugar de trabajar para la comunicación de lo que le corresponda, trabaja para atar cabos e hilos finos, con el objetivo de que parezca que no manejan nada, pero a su vez lo siguen manejando casi todo.

En el próximo capítulo, hablaremos de la comida cerca de  Betanzos, con presencia de algunos de Lugo, otros de Coruña y ninguno de los de Gonzalo. Cierto, no estaban invitados.

Pueden ser los socialistas de la provincia de Lugo tan necios que entreguen el gobierno de la Diputación al Partido Popular en las proximas elecciones? O la llave la tendrá Ciudadanos, que en este río revuelto va hacer una buena pesca. Tiempo al tiempo y al psiquiatra o psicólogo  deberían ir los diputados provinciales que no saben cumplir con el compromiso adquirido con los ciudadanos, anteponiendo por encima de todos los intereses, los de las siglas de sus partidos políticos.

Será una cuestión de nómina a fin de mes?……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =