O Depor somos nós: Aires de cambio. Por @xalomonte

“Si hacemos lo que siempre hemos hecho, no llegaremos más allá de donde siempre hemos llegado” Albert Einstein.

Y es que esta cita del célebre físico alemán resume el sentir de una afición y una ciudad que está aletargada, que vive sumida en un sentimiento arcaico de que no nos merecemos más, de que podríamos estar peor y de que nos tenemos que conformar con lo que hay.

Nuestra directiva, sin realizar en todo el año ningún ejercicio de autocrítica en cuanto a la situación del equipo y tras decisiones incomprensibles durante toda la temporada (salidas de Lux, Bergantiños y Rober Pier, la no contratación de un portero de garantías, las broncas internas entre director deportivo y entrenador, las decisiones unilaterales tomadas por el presidente en aspectos que no le competen en el ámbito deportivo) no siente la necesidad de pedir disculpas a una afición que ha sido el único punto positivo de un equipo sin alma.

Es momento de un cambio, es momento como dice la célebre cita que inicia este artículo que no hagamos siempre lo mismo si queremos un resultado diferente. Si seguimos haciendo lo mismo de siempre nos espera una larga travesía en segunda división.

Y es que el partido fue un reflejo de toda la temporada, inicio flojo del equipo que nos cuesta un gol en el minuto 1 (golazo de Samu García espectacular desde fuera del área). A partir de este momento un rival muy cómodo nos cede el balón esperando el fallo de nuestra defensa (siempre acaba habiendo alguno) para cerrar el partido. Y más o menos el guión se cumplió.

Contamos con alguna vaga ocasión por el empate por parte de Borja Valle que desbarató Asenjo en una buena parada hasta que en el minuto 30 una contra sin mucho peligro destapa la desorganización defensiva de nuestro equipo deja completamente solo a Trigueros que no perdona. El rival sigue muy cómodo con el ritmo que el define hasta que una combinación sencilla en el fútbol de primera división no obtiene respuesta por nuestra parte y acaba con el 0-3 de Samu Castillejo. Partido al descanso y gran parte de la afición decide irse en señal de protesta.

Se inicia la segunda parte como también es costumbre con un amago de remontada por nuestra parte cuando nuestros jugadores deciden que para competir con un rival, tienes que correr más que él, pelear más que él, y querer ganar más que él.

Liderados por el ímpetu de Borja Valle, pusimos en serios aprietos a la defensa del Villareal en un par de jugadas que salvó Asenjo hasta que nada pudo hacer en una buena dejada de cabeza de Lucas que Borja Valle envió a la red. El Villareal como la mayoría de los equipos que han venido a Riazor este año supo jugar con el tiempo del partido y pudo cerrar el mismo con alguna contra de Cherysev. No fue así y Borja Valle puso emoción al hacer el 2-3, pero como este año todo fue un espejismo y el Villareal sí acertó cuando lo necesitaba poniendo el definitivo 2-4 en el marcador.

Jornada 37, 29 puntos, 37 goles a favor y 74 goles en contra. No hay más que decir.

Recuerden la cita señores, si esperas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo.

FORZA DEPOR AHORA Y SIEMPRE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + diez =