Sí al voto “en contra de”

El motivo.

El pasado 11 de diciembre, uno de esos amigos antiguos que aguantan pase lo que pase, aunque pasen años sin vernos, me dijo que le ocurría lo mismo que a muchas personas: ante las urnas no quiere votar a ninguna candidatura, pero sí tiene claro que partido no quiere que llegue a tocar poder. Ocurre, precisamente, con los que han abusado del gobierno. Me sentí conminado a escribir y, como en otras ocasiones, me documenté antes para saber cómo estaba el panorama. Se añade ahora la circunstancia de que se ha puesto de moda la reforma de la Ley Electoral y, aunque no abordarán esta propuesta, que no se excusen después los políticos diciendo que nadie se lo dijo. Leer más

Gatos de pueblo

Es sábado por la mañana, se ha estropeado la radio que nos cuenta la vida mientras hacemos otras cosas y el gobierno ya no me importa. Desde la cocina puedo ver que hace sol en un rincón de la pared del patio que mira al sur. Salgo y me siento a su calor Leer más

¿Reformar la Ley Electoral ahora?

Este país no hay quien lo entienda. Estaba yo tan tranquilo redactando el manual de instrucciones para desinstalar el viejo sistema que restauraron a lo bestia el día 22 de julio de 1969, unos tiempos en los que ni siquiera había ordenadores personales, cuando van dos jóvenes recién emergidos pero que no se soportaban, uno llamado Pablo, en busca de portadas, y el otro Albert, que quizás arriesga por encima de sus posibilidades poniendo la intuición a calcular, y me roban la madrugada para hacerme pensar en un más difícil todavía: la propuesta que quieren hacer, juntos, a la mayoría parlamentaria para que comience a suicidarse.   Leer más

1 2 3 7