San Marcos ou Circo do Sol

Queixámonos ós políticos da desafección xeral cara esta nobre vocación que é a política, queixámonos de que a xente non vai a mitins e postas de largo, queixámonos de que as campañas non mobilizan electorado, pero non nos damos conta de que moitas veces, ás máis, a culpa é da propia acción dos políticos Leer más

Inferno en branquiazul. Por @DulceCorcu

Din que a fe move montañas, pero onte, no transcurso do partido en Riazor entre Deportivo e Sevilla demostróuse que non é así. Noventa minutos de impotencia abocan a simas máis profundas que o Atlántico. A vendavais que non arreciarán en moito tempo e a unha cidade que verá coma o seu buque insignia naufraga para morrer na area. Hai tardes onde os deuses parecen conspirar para que todo sexan atrancos, confabulados para que a esperanza e a épica sobrevoen Riazor, pero non aniñen nel. Os derradeiros cartuchos parecen gastados, queimadas as naves agardando cada domingo un pinchazo dos outros ante cada fallo propio, ante cada gol que queda a medio berrar na gorxa, coa insatisfacción pintada na faciana por enémisa vez esta tempada. Onte tamén. Non abondou o xogo, as gañas, o alento da bancada. As cores azul e branca fundiron a negro de inverno galego na tarde máis primaveral do que levamos de ano. O sol só alumeou para derreter as ilusións depositadas no céspede, incapaz de impedir o xélido dun resultado que deixa baixo cero ao deportivismo.  Leer más

Artículo Periodístico 1.202º: “Aforismos II de Juan de Portoplano”.

 jmm caminero

Con lo que podríamos indicar, se ha denominado prosa sapiencial, que viene desde hace milenios, con este subgénero del ensayo, metiéndola en un continente que denominamos artículo, y en otro subcontinente que se define como artículo periodístico, con la finalidad, de editarlo-publicarlo-pregonarlo en medios digitales, periódicos digitales virtuales, pues intentamos entender algo de la realidad-esencialidad y accidentalidad profunda del avatar del ser humano. Espero que sirva para alguien, y le haga producir una sonrisa por dentro, aunque no siempre por fuera.

                        – Todo es verdad, casi toda frase lleva algo de razón y verdad y de bondad incluso, pero encontrar el matiz de verdad y de error de una idea o enunciado o frase, este es el problema. Toda descripción tiene un grado de realidad y por tanto de verdad y otro de irrealidad, por tanto de error. Y además, en cada época, devienen nuevas ideas y datos, y por tanto, todo lo anterior conceptual se modifica. Todo cambia. Y las ideas y conceptos y datos y hechos también. Por eso, esta frase, y todas están condenadas a ser superadas, están condenadas a ir poco a poco, al paisaje del error o del defecto. Pero mientras tanto esperamos que le sirva a usted.

                        – Se sienta uno, al lado del camino, y no sabe qué dirección tomar. Todo ser humano, al menos una vez en la vida le ha sucedido esta realidad.

                        – Tus ideas o palabras o frases, no tienen que ser siempre la última, no son siempre las mejores. Saber y conocer esto, te llevará muchas veces al silencio, y por tanto, a la sabiduría.

                        – Cuándo hablar y cuándo callar, es un arte que quizás pocas personas en el mundo conozcan y controlen de forma adecuada, ahora y siempre, ahora, ahora incluso aunque existamos siete mil millones de seres humanos.

                        – Aunque algo sea verdad, no siempre hay que decirla o expresarla, si eso va a acarrear sufrimiento angustia o pena a otra persona, aunque algo sea error o mentira, no siempre hay que expresarla, aunque a otros produzca sufrimiento o pena o angustia. Cuándo decir la verdad, cuándo expresar que algo es error o mentira. Saber cuándo hay que indicarla y cuándo hay que callarse, es un tema o problema que arrastro lustros intentando dilucidar, y creo que no he sido capaz de encontrar un enunciado que sea aplicable a todos los casos posibles. Quizás usted lo halle.

                        – Siempre hay que decir la verdad, o no siempre hay que decir la verdad, o siempre hay que decir la verdad o no siempre hay que decir la verdad, pero siempre no hay que mentir. Pero como en todo, cual es la situación o límite o circunstancia o variables…

                        – Amarse de forma correcta a uno mismo, quizás sea una de las realidades más difíciles de conseguir.

                        – El que hace el mal adrede, se hace mal a si mismo, a la corta o a la larga.

                        – No es lo mismo hacer un mal o hacer un bien, siendo consciente de ello, teniendo la suficiente voluntad, siendo libre en ello, que hacerlo sin darse cuenta, involuntariamente…

                        – Hay actos o acciones o tipos de actos o tipos de acciones que posiblemente estén abocadas a un mal. Es decir, si usted conduce a cien por una carretera que hay que viajar a cincuenta, usted está abocado a producir un mal a otros, y también a usted mismo.

                        – No autocontrolar de forma correcta las pasiones-deseos-pulsiones-libidos-instintos, emociones-sentimientos, ideas-conceptos, percepciones-sentidos, es estar abocado a producirse a uno mismo tristeza-infelicidad-pena-angustia-mal, y producir a otros, otros que pueden ser cercanos o lejanos, de la actual generación o de las venideras.

                        – Si hubiesen tests de moralidad y de ética, igual que existen de personalidad, de inteligencia, de memoria, quizás podríamos enfrentarnos al espejo de nosotros mismos, quizás, aplicados a las elites políticas y económicas y sociales y culturales y, también al pueblo, a cada individuo, sería una manera o forma de mejorar ostensiblemente a y en la sociedad.

                        – No sé más que usted, debo decirle, que nunca he entendido el mundo de forma plena y correcta y total. Pero si puedo indicarle que siempre me he esforzado en comprenderlo y entenderlo. Eso es lo que he hecho toda la vida.

                        – Si usted me engaña a mí, en su ejercicio de su oficio y profesión, posiblemente y probablemente, yo le engañaré a usted en el ejercicio de mi oficio y profesión. Entonces, si todos hacemos o obramos así, el mundo se convierte en una red de engaños-mentiras-maledicencias-ineficiencias-sufrimientos en mayor y en menor grado.

                        – Puedo estar equivocado en una frase, pero debe usted tener la certeza que busco, no digo que encuentre, el mayor grado de verdad y bondad y racionalidad y prudencia y mesura…

                        – Intento encerrar en fragmentos cortos de palabras, encerrar en ellos, cientos de ideas y conceptos que se encuentran en la historia del pensamiento de la humanidad. No es mérito mío lo que escribo, todo o casi todo es heredado de siglos y de generaciones de Oriente y de Occidente, de miles de años.

1 2 3 46