El auge de las bicicletas eléctricas para adultos

No contaminan, no requieren tanto esfuerzo físico, son cómodas y económicas. Así son las nuevas bicicletas eléctricas, un medio de transporte al alza en las ciudades más importantes de Europa y que está comenzando a causar furor en nuestro país

Las bicicletas eléctricas han llegado para quedarse, hacernos la vida más fácil a la vez que saludable y como no, permitirnos disfrutar de movernos en bicicleta sin apenas realizar esfuerzos físicos, al mismo tiempo que respetamos el medioambiente usando un medio de locomoción que no contamina.

En la actualidad, donde la contaminación en las ciudades es un tema candente, se está apostando por la restricción de  la circulación de vehículos en los días donde los niveles de contaminación son más altos y potencialmente peligrosos para la salud de las personas. Grandes urbes como Madrid han tomado recientemente este tipo de medidas, además de apostar por el fomento del uso de las bicicletas eléctricas para adultos convirtiéndose así en una de las principales bazas para resolver los problemas de movilidad y contaminación por polución. La alcaldesa Manuela Carmena anunciaba para febrero de 2018 la adquisición de 480 bicicletas eléctricas, que poblarán de este modo la nueva y ambiciosa red de carriles bici que pretende cambiar la cara de Madrid hacia una ciudad más respetuosa con el medioambiente. En urbes importantes como Londres, Berlín, París, Oslo o Ámsterdam es lo más común del mundo ver circular a diario a cientos de personas a bordo de bicicletas eléctricas, algo que se está empezando a ver en España y que se espera que se convierta en algo usual en los próximos años en las calles de nuestro país.

Además, grandes marcas como BMW, Mercedes, Audi, Peugeot, Renault, Honda, Shimano o Moma están lanzando al mercado sus modelos de bicicletas eléctricas, cada una con sus diferentes prestaciones y accesorios a todo tipo de precios, como se puede apreciar en esta página web

Pero… ¿cómo funciona una bicicleta eléctrica para adultos?

El mecanismo es muy sencillo, la bicicleta en cuestión tiene instalado un motor eléctrico en el eje de la rueda trasera para impulsar la bicicleta. La potencia del motor puede oscilar entre los 180 y los 250 vatios, suficientes para ayudarnos en las pedaladas cuando estamos en una calle en pendiente, o simplemente no queremos realizar grandes esfuerzos. Sentirás como si alguien te empujase suavemente, viendo reducido el esfuerzo físico de manera importante. Las bicicletas eléctricas son ideales para el uso diario, ir a trabajar o simplemente disfrutar de un agradable y relajado paseo sobre dos ruedas.

En cuanto a la autonomía de las bicicletas eléctricas para adultos, pueden variar entre los 50 y los 200 kilómetros según la potencia del motor y alcanzar una velocidad de 25 kilómetros por hora. Por si fuese poco, las baterías se pueden extraer y recargar en poco tiempo como si tratase de nuestro teléfono móvil.

Ecológicas y económicas

Si además de la comodidad y la funcionalidad le añadimos que es económica y ecológica, estamos ante el modo de transporte perfecto. Las bicicletas eléctricas para adultos suponen un ahorro económico notable como medio de transporte, debido a que su consumo es prácticamente nulo con respecto a un vehículo que utilice un motor de combustión. Cargar la batería de nuestra bicicleta eléctrica nos supondrá una cantidad de 1 euro diario, algo que multiplicado a lo largo de un año sería alrededor de  5.000 euros de ahorro con respecto al gasto en un coche. Unas cantidades para tener muy en cuenta.

Por último no debemos olvidarnos del valor ecológico de las bicicletas eléctricas para adultos, ya que se trata de un vehículo de emisión cero, que no contamina y totalmente respetuoso con el medioambiente, algo que sin duda agradeceremos en un futuro muy cercano, cuando las bicicletas eléctricas pueblen las calles de nuestras ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 9 =