Moda sostenible y reciclada para un mundo más limpio

Podemos definir las fibras naturales como aquellas pequeñas partículas de hebras o pelo que se extraen de la naturaleza y cuyo fin está dedicado principalmente a la creación de hilos o cuerdas.

De ellas podemos producir el tejido principal que se utiliza en la creación de la seda y del negocio textil, y puede ser utilizado en la creación de diferentes prendas para vestir.

Desde hace mucho tiempo esto ha sido un factor muy importante en el ser humano, se han llegado a encontrar productos hechos con algodón que datan de más de 5.000 años de antigüedad.

Estas fibras textiles han sufrido una evolución enorme en lo que se refiere a su trato y su método de fabricación, aunque en la actualidad es muy usado con fines industriales, como la naval o la industria del mueble. Con ellas también se producen ropa, accesorios y diferente tipo de calzado.

En la otra cara de la moneda encontramos las fibras sintéticas, que se obtienen de productos que derivan del petróleo, como es el poliéster o el nylon, su elaboración es totalmente química, lo que quiere decir que todo el proceso de elaboración es producto del ser humano. Suelen ser más económicos ya que se producen en gran escala, siendo así más fáciles de obtener.

En la actualidad contamos con fibras textiles naturales y moda sostenible, ya que desde la revolución industrial se empezó a mecanizar todo el proceso que antaño había sido artesanal, gracias a ello llegaron nuevos tejidos a nuestras manos, sin embargo, todo el proceso de evolución ha tenido unos grandes costes, sobre todo a nivel medioambiental ya que los tejidos utilizados son altamente contaminantes para la naturaleza, aunque en la actualidad se intenta que el impacto medioambiental sea el mínimo posible, es aquí donde entra en juego la moda sostenible, ya que su objetivo es la sostenibilidad, siendo apoyado tanto social como ambientalmente.

Esta moda sostenible se basa en crear productos teniendo en cuenta el impacto que estos materiales pueden tener en el medio ambiente, es gracias a ello que cada vez más diseñadores se suman a este proceso y están empezando a introducir materiales que no dañan nuestro entorno de vida.

De este modo ha surgido a su vez la moda reciclada, que se centra en dejar atrás el abandono textil y poder reciclar ropa que ya no se utiliza para poder crear una nueva, ayudando a mejorar el entorno que nos rodea eliminando parte de la contaminación con la que tanto sufre nuestro planeta. Es importante que todo el mundo adquiera conciencia sobre esto ya que tan sólo en el Reino Unido más de 350 mil toneladas de ropa son desechadas al año, ¿Imagináis cuánta se pierde en todo el planeta? Es por este motivo que ya no solo para el sector textil o el de la moda, sino que todo ser humano debería tomar medidas al respecto ya que somos nosotros mismos los que estamos matando a nuestro planeta poco a poco con pequeñas contaminaciones que no notamos, pero con el paso del tiempo estamos seguros de que notaremos las consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.