Bienvenidos al Fútbol de Segunda … Por @xalomonte

Y es que el titular cuenta específicamente con diferentes percepciones, por un lado es el primer partido en Riazor desde que nuestro equipo bajó a la segunda categoría del fútbol español y es que ya en esta jornada se empiezan a ver los mimbres del equipo que competirá este año con el objetivo del ascenso a primera división.

Y no será un equipo con un planteamiento de toque ni creación, es más por lo visto tanto en el partido de ayer y en los tres anteriores, no creo que este año recordemos buenas tardes de fútbol en Riazor. Cierto es que lo primordial son los resultados y el ascenso, pero nos asusta el ver qué pasará en cuanto a los resultados no nos acompañen, puesto que el juego del equipo deja mucho que desear (aunque también es cierto que estamos empezando la temporada).

Empezó el partido con diferentes cambios debido a las lesiones de nuestros jugadores, con la sorpresa de que Fede Cartabria (mejor jugador con diferencia de este equipo) y Carles Gil partían desde el banquillo. Se supone que no estaban al 100%, pero esperemos que sea sólo cuestión de un día y no se repita en demasiadas ocasiones debido a que se les necesita en el campo. Debutaba Carlos Fernández en la punta de ataque junto con Pedro.

El Sporting, que llegaba invicto y por delante nuestra (dos victorias y un empate en las tres primeras jornadas) dio un espectáculo lamentable en el terreno de juego durante los 90 minutos. Es el peor equipo que ha pasado por Riazor en los últimos años, un equipo sin vida, sin actitud, se paseaban por el campo y no dieron el nivel que se espera de un equipo de su categoría. El depor, por su parte estaba bien asentado pero con la problemática de que no tenía fútbol, salió con mucha actitud eso sí, pero ni Alex Bergantiños (que hizo un partidazo a nivel defensivo) ni Didier Moreno tenían la claridad y creatividad suficiente para mover al equipo. Tanto Krhon Dehli como Vicente Gómez tampoco aportaron nada al esquema del medio campo llegando al área rival a cuenta gotas y con pases largos de los centrales (perfectos durante todo el partido, aunque bien es cierto que no estuvieron muy presionados por el equipo contrario). Constantes imprecisiones que pudieron dar su fruto en una jugada aislada en la que Carlos Fernández recortó al defensa del Sporting que al parecer toca levemente provocando Penalti (desde el estadio muy justito aunque al parecer se dice que por la tele fue demasiado riguroso). Decide tirarlo Didier Moreno (imagino que habrá una órden del entrenador y no lo tirará cualquiera, pero no creo que Didier Moreno tenga más clase que Khron Dehli o Vicente Gómez que sí estaban también en el campo). Fallamos el penalti y se llega al descanso con el resultado en tablas.

La segunda parte volvió a ser un monólogo del equipo deportivista que contó con un par de oportunidades marradas por Carlos Fernández (muy activo y voluntarioso) pero en el cual el juego no consiguió ganar profundidad ni espacios, sólo un control del balón bastante plano. Los cambios en nuestra opinión también fueron bastante desacertados no en las personas que entraban sino en las que salían, entrando Cartabria por Carlos Fernández (en vez de por un Pedro mucho más apagado), Carles Gil por Alex (en vez de un más desgastado y desafortunado Didier Moreno) y la entrada de Mosquera en un partido que no necesitaba control sino presencia en el área.

Aun así, y en esta ocasión, tuvimos la suerte de encontrar una oportunidad en un gran centro de Cartabria, que Pablo Marí acertó en su subida a la desesperada a cabecear y darnos los tres puntos justo a menos de 30 segundos de la finalización de la prórroga.

Justa victoria a un equipo que la mereció pero que por ahora no tiene argumentos futbolísticos suficientes, aunque si el nivel de los de arriba es el que mostró el domingo el Sporting, deberíamos ascender sin muchos problemas.

FORZA DEPOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.