En bicicleta clásica por Ponteceso. Un guiño al pasado con el MELGA en su V Edición en bicicletas clásicas

A casi de acabar el verano un empuje de sol y buen rollo brilló el domingo pasado en Ponteceso. A quien no le vienen esos recuerdos nostálgicos de la famosa serie “verano azul”. ¡¡Pues tal cual!!

Vestidos de época, la pasada, la que te venga mejor de recordar… Aún en vacaciones, para no tener nada que hacer y todo el día para hacerlo…

V Edición del MELGA en Bicicletas Clásicas

Con una propuesta ideal, la “V Edición en Bicicletas Clásicas” paseando por Tierras de Pondal, a la vera del Río Anllóns, en la Ría de Corme-Laxe y en la Comarca de Bergantiños.

Este año como el anterior me apunté a jugar haciendo deporte, junto a un numeroso grupo de participantes, para darnos otro paseo por el histórico Ponteceso.

Carros y carretas

El sábado ya se tuvo ocasión, a bajar en “carros y carretas” por las calles del pueblo. Unos de los juguetes clásicos de la colección del MELGA, junto a otros carros de los participantes, que se apuntaron. Recuperados del recuerdo y para perdurar jugando en la actualidad. Estos clásicos juguetes hechos antaño por chavales, ayudados de padres y abuelos. Que reciclando viejas gomas del zapatero o de alguna cámara de bicicleta, forraban las ruedas del carro. Añadiendo una tabla a la que se le colocaba con ingenio un volante y empujados con la ayuda de alguna cuesta vecinal, se frenaba con los pies los más…

Bicicletas participantes de la ruta

El domingo el turno lo pusieron las “bicicletas” que cada uno aportó y las que también amablemente dejo “Ricardo” (director del MELGA) para poder participar en la ruta.

La partida se hizo desde el Museo, en donde se repartió a los participantes las acreditaciones para adornar las bicicletas, con el letrero de este año y a los ciclistas un bonito “pin” para prender en su ropa.

Vivienda natal de Eduardo Pondal

Armados con gorros y pamelas para el sol. Se inició el recorrido por las calles, hasta llegar a la primera parada. La “vivienda de Eduardo Pondal” que esta pegadita al “Río Anllóns”. Antiguamente conocido en los viejos documentos como “Flumen de Cesso“. Para cruzar el río se localiza a esta altura el Puente que da origen al topónimo. Y en donde las aguas dulces se mezclan con las saladas mareas del Atlántico, antaño importante Puerto.

Ponteceso

Una estampa paisajística desde el Monte Branco nos hace contemplar el Valle de Ponteceso, las marismas del Anllóns y la desembocadura del río, cerrada por una espectacular barra de arena que en marea baja deja su punta al descubierto, con una pequeña isla, entrada a la Ría de Corme y Laxe.

Los jardines de la casa da Ponte

Retornamos a Ponteceso en la “Casa da Ponte” con la visita a sus jardines para sacar algunas fotografías y documentarme de la historia de la casa. Y del más pequeño de la familia Pondal, el famoso poeta conocido como “O Bardo”.

Una paradita en el Pazo

La “Casa da Ponte” fue construida sobre el año 1700 por Don Pedro Sánchez del Pozo (antiguo cura de Cospindo) junto a unas rampas y los muelles para los barcos a la salida del puente. Hoy muy reformado el Pazo, por los familiares del poeta y el paso del tiempo. Sus jardines con árboles centenarios, guarda el Loureiro donde debajo de él. Se dice que se inspiraba el poeta para escribir.

Paseo del Malecón

El recorrido sigue por la vera del Anllóns con marea baja en este momento.

Las Marismas
Contemplando las vistas

Para entrar a unos pocos pedaleos, en las marismas del Malecón. Y contemplando nuevamente la hermosura de paisaje del lugar, que en la actualidad está cercado por un paseo fluvial a modo de dique.

Los presentes y algunos más detrás… Al fondo la Ría

Otra parada para hacer una foto de grupo con fondo la ría. Y seguir dirección a la “Iglesia de San Tirso de Cospindo“.

San Tirso de Cospindo y la Fundación Eduardo Pondal

En donde también se encuentra la “Fundación Eduardo Pondal” un lugar que conserva la arquitectura tradicional Gallega, rodeada de hórreos, cruceiros, palomares y muros bajos de mampostería rodeando las huertas.

Cospindo y su caserío

El paisaje con sus verdes lo invade todo y al paso de las bicicletas dejamos las huertas plantadas y su caserío.

Refrigerio con cortesía en O Cruce

El sol apremia y la sed con la llegada de la hora del vermú nos llevó al avituallamiento de la ruta, pasando por  el “Concello de Ponteceso” en el pedaleo, nuevamente por el “Campo da Feira” y para finalizarlo ya en el pueblo en “O Cruce” para conversar mientras nos tomábamos un refrigerio después del paseo por Ponteceso.

Cortesías de la ruta

En el bar “O Cruce” entre risas y comentarios, después de dar buena cuenta de las tapas de cortesía que nos pusieron con las consumiciones nos esperaba “la mesa“.

A la vera del Anllóns

En un lugar privilegiado a la vera del río Anllóns y del famoso Puente. Un lujo en el mejor lugar histórico. Y amenizados por la orquesta se sonaba a nuestro lado, junto a la exposición de coches de época que estaban expuestos en las Fiestas da Barquiña.

Empanada de carne

Una mesa larga cubierta con un mantel rojo muy discreta… Ocupaba el espacio en el pequeño jardín que hay antes de cruzar el puente. Puestos los servicios, a lo cual ¡ayudamos todos! en un día de campo.

¡¡Bacalao con un tremendo collar de pasas!!

Aparecieron las estrellas del momento. Ayudadas a bajarse del coche como grandes divas de Hollywood, fueron acercadas en brazos a su lugar de presidencia. La larga “mesa roja” de picnic junto al Anllóns. Llevaban de nombre Empanada y de apellidos “Bacalao con pasas” y “Carne“.
Unas tremendas exclamaciones del personal, al ver cómo le quitaban el guarda polvos (envoltorio de papel) y ver todo su espléndido color bronceado, de tiempo de horno.

¡¡¡Bollo!!!

Otro en desprenderse de su guarda polvos fue unos “Bollos Gallegos” que lucían todo su espléndido moño crujiente y se comentaba nacidos en Ponteceso, de exquisito trigo del País…

Perola de callos

Estés hicieron de teloneros a las estrellas principales “Los Callos“.
Tengo que reconocer que pedaleando Galicia, te salen unos callos… Uuuuffff… De lujo.

Servidos en copa de plata

Y estos portados en una gran perola de atrezo que embellecían aún más el lugar, con o Ponte-Ceso de fondo. De ahí el nombre…

Ricooosss…

Al tener que cortar el paso, a la multitud de admiradores que vinieron desde lejos, a ver los callos… Jajajajajajaaa…
¡Después del espectáculo de sabor! entro en la pasarela roja los postres.
Eran dos bollos dulces que estaban buenísimos, sin palabras cuando empezaron su actuación en el pase por mis papilas gustativas, que en este momento estaban babeando con el goloso bocado de los bizcochos… Aaahhh… Se me olvido presentarlos los espectaculares “Bizcochos de naranja y limón

Encaracolado su cuerpo bronceado de horno

Unos autógrafos y unas fotos para el personal porfaaa… Y ahí os los dejo retratados ;))

Acompañado de licor de guindas el bollo de naranja

En esta ocasión, no se remató la pitanza con “café de pota y chupito de licor café” en mesa… Pero si estuvo presente un “licor de guindas” casero, que se coló entre los espectadores, en el gran mantel rojo de la ruta en bicicletas clásicas. ¡¡Gracias!! Un detalle y por supuesto a “la Organización (MELGA) que estuvo de espectáculo como siempre, en esta vuelta a Ponteceso.

Americano pasamos el día con alegriaaaa…

Lástima que se acabó el festival por hoy… Pronto volveremos con más diversión…
Fiestaaaaaasssss…

Carteles de las fiestas 2018

¡Por supuesto el lunes todos a jugar otra vez! Con el primer festival de juegos y deportes tradicionales Gallegos.

Un clásico en A Barquiña

Y si todas estas fiestas te las perdiste. ¡¡¡Apúntate para el año que viene en el MELGA!!!
Avda. de Bergantiños, 65 A Trabe. Os dejo las Coordenadas 43º14´46,9″N   8º53´30,3″W.

V Ruta de Bicicletas Clásicas Ponteceso

Si queréis ver la ruta del año pasado, con más información del Museo pincha en Ponteceso en Bicicleta Clásica 2017

Por el MELGA
¡Muchas Gracias Al Museo MELGA!
¡¡¡Por dejarme jugar con vosotros muchas veces!!!
  • Que ver cerca

– “Mirador de Monte Branco”

Mirador de Monte Branco
Una de las más bonitas vistas da Costa da Morte. La vista alcanza a ver la Ría de Corme-Laxe espectacular. El estuario del río Anllóns que tras pasar por Ponteceso sale al mar Atlántico. Con la ensenada da Insua. Zona de especial protección.

– “Ruta dos Faros”

Cabo y Faro do Roncudo
Una leyenda cuenta… Que los antiguos moradores de la Costa da Morte, salían en las noches de invierno con niebla y lluvia, con sus bueyes. Colgándoles de sus cuernos, faroles encendidos para confundir a los navegantes, que creían llegar a puerto. Cuando lo que se encontraban era acantilados y la muerte. Esta treta era para hacerse con el botín, que las olas acercaban a las playas tras el naufragio…
Gracias a los Faros, que ahora con los satélites casi también están en desuso. Pueden sortear las embarcaciones las agrestes acantilados da Costa da Morte. En una ruta de 200Km. que une Malpica con Fisterra, por el borde del mar. Y ver toda esta zona de Galicia tan salvaje. A poca distancia de Ponteceso está el “Faro del Roncudo” donde se cogen los mejores percebes del mundo… Desde este punto podemos recorrer todo el interior de la ría, las playas de Corme y llegar a las dunas de la Barra y al estuario del Anllóns. Un paraíso de los miles de Galicia.

– “Playa de Balarés”

Playa y pinar de Balarés
A los pies de Monte Blanco, esta bonita playa resguardada, se divide en dos calas. Con un gran pinar que rodea el arenal y que se presta para comidas campestres, con mesas y bancos de piedra. También tiene los restos de lo que fue un pequeño Puerto-embarcadero que sirvió para el contrabando y trasporte del titanio, que se extraía de una mina en 1936. Fuente de riqueza de la zona, hasta su cese en los años 60.

– “Pedra da Serpe”

Pedra da Serpe

En el lugar de Gondomir. Una milenaria “piedra” de origen desconocido, con una serpiente alada. Tallada en la roca de la base, se cree para cultos precristianos, más tarde fue sobrepuesta la cruz, que hoy podemos ver en el conjunto. Cuenta una leyenda, que Santo Adrián patrón de esta parroquia, libro a esta tierra de una plaga de serpientes… Al petar fuertemente con el pie en el suelo y hacerlas desaparecer todas, quedando encantadas bajo esta piedra. Estos cultos paganos fueron cristianizados por la iglesia…

El Cruceiro

Os dejo las coordenadas de “A Pedra da Serpe” 43º15´52,6″N   8º56´33,0″W

¡¡¡Hermosuras Gallegas!!!

Más Información y turismo de Ponteceso en este enlace.

Gracias por leerme también en Facebook e Instagram
Ana Bares Lugares (perfil más dicharachero)
Bares y más Lugares (Publicaciones del Blog)
Baresymaslugares2 (Instagram)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.