Los refugiados en Siria necesitan ayuda humanitaria urgente

El recrudecimiento de la guerra en el norte del país está provocando un nuevo éxodo de refugiados sirios que en los últimos meses claman por la ayuda humanitaria internacional, ante la gran escasez de alimentos, atención médica y la imposibilidad de abandonar Siria

Desde que en 2011 estalló la guerra civil en Siria, se estima que son ya más de 5 millones los refugiados sirios que han tenido que abandonar sus hogares ante los ataques, bombardeos, asesinatos y condiciones infrahumanas de vida en un conflicto armado fratricida que ha dejado hasta el momento la triste cifra de medio millón de muertos, muchos de ellos niños.

Este pasado verano hemos sido testigos de cómo los ataques y bombardeos en el norte del país, de manera especial en las provincias de Idlib y Hama, volvía a provocar cientos de víctimas mortales, heridos y un nuevo éxodo de refugiados, en su gran mayoría ancianos, mujeres y niños que buscan en la frontera con Turquía un lugar seguro, además de comida, agua y medicinas gracias a ACNUR, la ONG que sigue trabajando en el terreno para atender a los refugiados más vulnerables y en mayor riesgo humanitario, los que son refugiados en su propio país.

Se prevé que en las próximas semanas comiencen a llegar a los campos de refugiados en la frontera miles de sirios huyendo de los combates, aunque el verdadero drama son quienes no han podido dejar sus poblaciones y continúan sobreviviendo gracias a la ayuda humanitaria de ACNUR, la única que tiene medios de llegar o trasladar a los refugiados a un lugar seguro para proporcionarles comida, agua y medicinas, además de realizar un registro de refugiados para reunir de nuevo a familias.

La ayuda humanitaria es vital

En la actualidad en Siria hay 13 millones de personas que dependen de la ayuda humanitaria para su supervivencia, de las cuales 5 millones son niños. La mayoría de estas personas están en lugares sitiados o en zonas donde se producen combates casi a diario, lo que hace que su situación humanitaria dependa enteramente de las ayudas de las ONGs ante la total escasez de comidas y agua. En muchas de estas poblaciones también los hospitales sufrieron los horrores de la guerra, quedando reducidos a cenizas por los continuos ataques aéreos y dejando una situación extrema en cuanto a la falta medios y de medicinas.

Es por ello que la ayuda humanitaria urgente para estos refugiados se vuelve vital no solo los primeros días, si no que también es necesario que no caigan en el olvido y la opinión pública se conciencie que lo más importante es contribuir para que esta ayuda se prolongue en el tiempo. Desde las autoridades de los campos de refugiados en Siria hacen un llamamiento advirtiendo que lo peor podría estar por llegar a medida que se acerque el invierno, y piden que la ayuda humanitaria se mantenga ante el temor por el extremo riesgo que corren las vidas de miles de mujeres y niños inocentes.

Una crisis humanitaria que se puede parar si todo el mundo pone su granito de arena, antes de que en los telediarios seamos testigos impotentes de un nuevo drama de los refugiados sirios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.