Cosas que debes tener en cuenta antes de realizar un viaje largo

Cada vez más gente realiza sus viajes, ya sea por motivos vacacionales o por motivos laborales, en su propio coche. Esto se debe entre otros motivos a la comodidad y flexibilidad que nos aporta viajar en nuestro propio vehículo. No dependemos de ningún otro medio de transporte en cuanto a horarios se refiere, entre otras cosas.

Pero un aspecto negativo es que tendremos que pasar muchas horas al volante si nuestro trayecto es largo. La fatiga y el cansancio resultan peligrosos en la carretera, por no hablar de que llegaremos derrotados a nuestro destino, sin ganas de hacer nada más. Además, debemos realizar un correcto mantenimiento a nuestro vehículo si no queremos que el viaje de ocio que tanto ansiamos, pueda convertirse en una pesadilla.

Por ello es muy importante que tengamos claro una serie de aspectos que nos servirán de gran ayuda y harán nuestro viaje mucho más llevadero y menos pesado.

Combate la fatiga y el sueño

Antes de emprender un viaje, es muy importante que hayamos descansado las suficientes horas. No obstante si la monotonía se apodera de tu cuerpo y durante el trayecto notas que te comienza a entrar sueño, no intentes continuar. Para en la primera vía de servicio que encuentres y descansa durante 30 o 40 minutos. El sueño no avisa y quedarte dormido al volante puede significar la muerte.

La alimentación, parte fundamental es nuestro viaje

Uno de dichos aspectos a los cuales la mayoría de conductores no prestamos atención, pero que es fundamental a la hora de ponerse al volante para un viaje largo, es la alimentación. Debemos evitar comidas copiosas e ingerir bebidas con cafeína siempre que sea posible. Hemos encontrado una serie de sugerencias para que sepas qué comer cuando conduces.

Los alimentos que vamos a ir nombrando harán que nuestra conducción funcione al máximo rendimiento y nos ayudará a poner los cinco sentidos en nuestro viaje.

Comer todo tipo de verduras y hortalizas.

Puedes comer pan y algo caliente como por ejemplo una sopa. Lo buenos de la sopa es que aporta tanto alimento como hidratación.

Como decimos, es fundamental estar bien hidratados, por lo que la ingesta de bebidas como agua, zumos, café o infusiones mantendrán nuestro organismo a pleno rendimiento.

Si nos decantamos por consumir carne, es aconsejable las carnes blancas, ya que estás tienen menos grasas que otro tipo de carnes.

Además, podemos complementar nuestra alimentación con una o varias piezas de fruta, las cuales nos aportarán los azucares necesarios.

Otro de los aspectos muy importantes a la hora de emprender un largo viaje como conductor es realizar paradas para descansar cada dos horas.

Esto es fundamental para comer, despejarnos, estirar las piernas y que nos dé un poco de aire fresco para después poder continuar en plenas facultades.

Revisa el estado de tu vehículo

Aunque no tengas mucha idea de mecánica, como conductor debes revisar dos cosas elementales: estado de los neumáticos y niveles.

El nivel de aceite debe estar entre los marcadores de máximo y mínimo para asegurar que las partes metálicas del motor estén correctamente lubricadas. El líquido refrigerante debe encontrarse también en su nivel para evitar que el motor se sobrecaliente con las altas temperaturas que puede alcanzar. Asegura que los conductos no tengan pérdidas, ya que una pequeña fuga puede derivar en una avería mayor.

Los neumáticos son el único elemento del coche que está en contacto directo con la carretera, por lo que son una pieza esencial de seguridad. Debemos comprobar que la presión de inflado es la adecuada (según el peso del vehículo y las especificaciones del fabricante, varía) y que el dibujo de la cubierta está por encima del mínimo permitido.

Los neumáticos deben cambiarse de manera regular, aunque depende del uso que le demos al vehículo, lo normal es cambiar los neumáticos 1 o 2 veces al año. Es importante que una vez finalizada la época veraniega nos acerquemos a nuestro taller para preparar el vehículo para el invierno y cambiar nuestros neumáticos gastados por unos nuevos.

Conclusión

En definitiva, para que nuestro viaje resulte agradable y placentero es aconsejable seguir dichas recomendaciones para evitar pesadez y malestar en nuestra conducción y poder llegar hasta nuestro destino en perfectas condiciones.

Además, realizar los mantenimientos correctos y revisar cuestiones tan básicas como neumáticos y niveles nos ayudarán a hacer frente a circunstancias climatológicas adversas y a evitar problemas en la carretera.

¡Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.