“No me dejéis salir o lo volveré a hacer”

María Isabel Blasco Robert

Abogada en A Coruña.

Estas palabras se nos han quedado grabadas en nuestra mente. Son las que decía Bernardo Montoya antes de entrar de nuevo en prisión. Pero… ¿Por qué no las dijo antes de salir?

La famosa prisión permanente revisable fue aprobada en el año 2015 y es la máxima pena privativa de libertad en España aplicable a delitos muy graves.

Y una vez dicho esto, ¿es que no nos estamos dando cuenta? En este caso, como en tantos otros que hemos conocido, debemos llegar a la conclusión que determina que estos “monstruos” no deben salir a la calle nunca, puesto que ya hemos visto el resultado.  El que nos ha desagradado enormemente, tan triste, tan …. sin palabras. Alguien dijo una vez, “si lo que vas a decir no es bonito, mejor cállatelo”. A veces es mejor así, porque mi opinión personal dista mucho de la prisión permanente revisable.

En todos los casos que hemos conocido, en serio, ¿alguien cree firmemente en la reinserción? Yo creo que no, y seguro que hay muchas personas que opinan como yo. Ese es el motivo por el cual no deben salir de prisión nunca, ni revisable, ni no revisable.

Hacen falta muchos cambios y cada vez más, y ningún político va a hacer lo que la gente quiere realmente. Ninguno tiene lo que hace falta tener, una pena, la verdad.

¿Hacia dónde caminamos? No lo sé, pero nada bueno auguro, si seguimos así.

Es evidente que las mujeres deben ser defendidas de monstruos así, ¿Encarcelar de por vida? ¿O pensar en otras opciones? Ahí lo dejo, a vuestra libre decisión y pensamiento.

Animo a las mujeres a realizar cursos de defensa personal para al menos intentar defenderse de estos “monstruos” que no merecen vivir, porque no han aprendido a hacerlo en sociedad. ¿Qué explicación es esa? “Nada más verla, me encapriché de ella”.

Quizás llamarlo “monstruo” es hacerle un favor, no tengo palabras para describirlo porque sería demasiado horrible. Comparto el grave dolor de la familia que se ha mantenido en el más absoluto anonimato solicitando respeto, y me pregunto lo que pensarán al oír las noticias y las tristes contradicciones entre la Guardia Civil y los forenses que ni siquiera se ponen de acuerdo al esclarecer los hechos. Tienen que estar pasando un auténtico infierno y un dolor indescriptible.

Mi apoyo a la familia, mi más profundo dolor y con mucha pena de no poder dar explicación de porqué ese “monstruo” estaba en la calle de forma inexplicable. Esperemos que se tomen medidas urgentes, muy urgentes, ya que estos casos lo requieren y no las tonterías a las que dedican su tiempo estos politicuchos que por desgracia tenemos.

2 comentarios

Responder a Elena. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.