¿Y si me quedo sin Whatsapp?

 María Isabel Blasco Robert

Abogada en A Coruña

Aunque hoy en día hay muchas Aplicaciones de mensajería con carácter gratuito, la más usada de forma habitual sigue siendo Whatsapp. Resulta muy cómodo para estar en continuo contacto con la gente que conocemos y lo utilizamos para enviarnos mensajes de todo tipo, algunos realmente graciosos y simpáticos que nos hacen reírnos sin parar y mantenernos informados unos a otros de lo que ocurre por el mundo. Incluso hay quien lo usa para trabajar.

Aún en la distancia nos hace sentirnos más cerca de nuestros seres queridos y amigos, llenando el pequeño vacío que podamos sentir en un momento dado. Y yo me pregunto qué pasaría o como nos sentiríamos si de repente un día nos llegase a nuestro móvil un mensaje en el que se nos comunica que nuestro número de teléfono ¿no está autorizado para hacer uso de esta aplicación?

Lo primero que pensaríamos es, esto es una broma, pero no, no lo sería. Y nos preguntaremos ¿porqué? Pues simplemente porque Whatsapp nos puede suspender el servicio si hacemos un mal uso de la aplicación, si se usa con fines ilícitos o con ánimo de realizar acciones fraudulentas. Tampoco se puede utilizar para hacer publicidad encubierta, ni para generar spam. Ello implica que hay que tener cuidado con lo que enviamos y lo que compartimos, porque podría pasarnos esto.

¿Qué podemos hacer si nuestra cuenta es bloqueada? Pues una solución sería cambiar el número de teléfono, aunque eso se convertiría en un problema para algunas personas. También podríamos utilizar otra App de mensajería instantánea y avisar a tus contactos para que la instalasen y poder seguir en contacto, aunque insisto la aplicación de Whatsapp es la más usada hoy en día.

En cualquier caso, si algún día nos llegase a ocurrir que nos aparece en nuestro teléfono este mensaje de Whatsapp siempre podremos ponernos en contacto a través del correo electrónico support@whatsapp.com pidiendo la reactivación del servicio y esperar que lo hagan, aunque podría no resultar exitoso y nos quedaríamos definitivamente sin la aplicación.

Por ello, y teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, mucho cuidado con lo que compartimos en la aplicación, evitando en todo momento promover actos violentos, racismo o compartir información de clientes. Estas y otras acciones ilícitas podrían provocar la suspensión de la aplicación de Whatsapp y el cierre de nuestra cuenta, ademas de otras consecuencias indeseables. Yo no me arriesgaría ¿y vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.