El Deportivo un equipo de ninis en Mallorca. Ni entrenador, ni equipo, ni criterio futbolístico

Entrenador mediocre es aquel que finalizada la primera parte de la competición liguera, con el segundo presupuesto de Segunda División, es el que dice que daría palmadas con la orejas, si a principio de temporada pensaba iba estar donde está ahora en la tabla clasificatoria.

Creo que necesita gafas y no las del Señor Cagliostro para poder ver los partidos, hacer los cambios con criterio y no fiar el resultado a la casualidad.

Fue patético verlo apalancado en el banquillo cuando el Deportivo perdía, si una imagen vale por mil palabras, la que hoy nos ha ofrecido Gol, son las de un tipo derrotado que no encontraba la tecla para poner remedio a lo que ocurría sobre el terreno de juego. Genio y figura, hasta la sepultura Sr. Entrenador, las derrotas son para los que no creen en su capacidad de trabajo y usted,  a fe que la tiene, es un buen trabajador y muy cabezón.

Al equipo hoy le ha faltado orden y concierto, no quiero entrar en otros parámetros como falta de ambición, coraje y huevos, etc. He visto en el partido contra el Mallorca a una banda que anduvo sobre el terreno de juego con los instrumentos desafinados. Más bien diría, la Santa Compaña, deambulando en busca de un primo que pillara la última vela.  Así no se asciende, que no vengan los defensores de la nada diciendo que “si entrara aquel balón” y si entran los de las ocasiones del Mallorca, estaríamos hablando de desastre.

El equipo necesita un revulsivo, lo que no entiendo como la mejor plantilla de Segunda División, no es capaz de hilvanar jugadas con criterio y finalización en gol. ¿Se ha esfumado el olfato goleador del Deportivo? ¿Dónde está el equipo compensado con buen momento goleador que vimos en varios encuentros acorde con el presupuesto? ¿Tenemos los deportivistas que pasar muchas reválidas hasta fin de temporada? Me encomiendo a la Virgen de los Remedios, para que el sentimiento blanquiazul que inunda mi alma, ascienda de manera directa a Primera División. Creo que necesitamos una manito divina para…….

Con el empate de la pasada semana, no quedaba otra que ganar o ganar hoy en Mallorca. Con esta derrota, el Deportivo deja con el culo al aire sus carencias, comenzando desde el banquillo, hasta  la dirección deportiva, pasando por los jugadores. Basta de humo, la realidad se demuestra sobre el terreno de juego, no en ruedas de prensa diciendo tonterías, que solo un mediocre para cubrirse las espaldas es capaz de pronunciar. En Cádiz nos pintaron la cara, en Riazor contra el Lugo nos pusieron colorados y hoy en Mallorca, nos dejaron en pelota picada. Espero y deseo que tome buena nota el entrenador para revertir la situación, creo que está capacitado para ello, de no ser así, pasaremos a la constante en este Deportivo de Constantino, si en tiempos pretéritos fue equipo ascensor, ahora lo están convirtiendo en equipo “cesador”.

Hoy el Deportivo ha dejado escapar una oportunidad de oro para estar en lo alto del gallinero presumiendo de gallo y se ha quedado en gallina, aunque por deméritos de otros equipos, conserva lugar de privilegio en el susodicho gallinero.

Fiamos todo a Riazor, a ganar en casa, hacer inexpugnable el castillo coruñés, pero ojo, torres más altas han caído y cuidado, inexpugnable no es empatar, sino ganar y ganar y volver a ganar. Me explico bien? En Riazor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.