El primer mes de la gestión AMLO: política austera y de acción inmediata

Ya transcurrió el primer mes de la gestión de López Obrador en México. Con algunos aciertos y errores, la gestión de AMLO comenzó tal y como lo prometió durante toda su campaña y mandatos anteriores: política de austeridad presupuestaria y mayor participación del pueblo.

Sin embargo, y por otra parte, ya comenzó a ganarse a sus primeros enemigos: la clase política nacional y, el llamado, capitalismo de cuates. En sus discursos prometía un cambio radical e ir en contra de la corrupción, que se origina principalmente en la burocracia de la Nación. Una profunda evaluación al primer mes presidencial de AMLO.

Política de austeridad: AMLO remata todo

Una de las primeras medidas de López Obrador al frente de la presidencia fue la venta del avión presidencial. “Ni (Donald) Trump tiene un avión de lujo como éste”, declaró en su momento al justificar la venta del Boeing 787-8. El mismo había sido adquirido en 2012 bajo la presidencia de Calderón y posee 57 metros de longitud, con una capacidad de 80 pasajeros.

La lujosa nave fue puesta a la venta a los pocos días de asunción de AMLO, y ahora, se utilizarán vuelos comerciales, como hizo durante toda su campaña presidencial.

Además, se han puesto a la venta 47 naves más pertenecientes a la fuerza aérea.

La política de austeridad busca ganar adeptos en el pueblo desde el primer minuto de la presidencia de AMLO, por lo que esta medida no sólo ayudará a lograr imagen positiva sino que también, le quita al Estado mexicano el peso de solventar semejante avión. Como bien se sabe, es parte del destino de los impuestos de los mexicanos.

Se espera que lo recaudado en la venta de la nave irá a parar al Tesoro Nacional, por lo que se destinará a obras e inversiones internas.

La importancia de la voz del pueblo

Uno de los puntos fuertes de AMLO durante su gestión como Alcalde en CDMX fue la vital importancia que le da a las consultas populares al momento de tomar decisiones importantes al poder. Durante sus años al frente de la ciudad, recurrió 5 veces a la consulta popular.

Sin embargo, uno de los retos que debe enfrentar en caso de querer llevar consultas populares durante su presidencia es la reforma del artículo 35 de la Constitución para abolir restricciones y que los resultados de estas mesas petitorias sean vinculantes al proyecto en cuestión.

Este es, además, uno de los emblemas de un verdadero gobierno progresista y de izquierda al mando de un país de América del Norte.

AMLO contra jueces y diputados

Uno de los discursos más mencionados del actual Primer Mandatario fue su agresiva devolución contra los sueldos de jueces y diputados. Un ingreso mensual de 600.000 pesos mexicanos, según mencionó AMLO, para ellos serían una total falta de respeto para el pueblo. Tal es así que anunció congelar este monto por un tiempo, dentro de la ajustada y prometedora política de austeridad.

Un discurso de tal magnitud sacó de sus casillas a sus principales referentes, por lo que finalmente y sin detractarse, este régimen de austeridad continúa su curso pese a la disconformidad de sus protagonistas. Detrás de ello, apareció una ley que promete abolir los privilegios de los que gozan jueces y funcionarios del gobierno federal.

Según estudios y mediciones, el sueldo promedio de un funcionario equivale a 13 PBI per cápita por habitante mexicano. Además, detrás de la clase política colombiana, los políticos mexicanos son los segundos mejores pagados en toda América Latina.

En un México cuya mitad de sus habitantes vive de la pobreza, la importancia de estas medidas es de suma utilidad para salir no sólo de un Estado pobre sino también para por fin romper la corrupción. En los últimos 60 años, ningún presidente había ganado las elecciones por semejante diferencia, por lo que los ojos de todo el mundo, no sólo en México, están puestos en los cambios que vaya a implementar AMLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.