El trolebús con más de ocho millones de kilómetros recorridos, todavía en funcionamiento

Pyongyang, 8 ene (PL) Un trolebús fabricado en abril de 1962, considerado el más antiguo de Corea del Norte y con ocho millones de kilómetros recorridos, circula hoy en esta capital.

Ese ómnibus, que se alimenta por dos cables conectados a la red de electricidad pública, exhibe en su carrocería 161 estrellas, una por cada 50 mil kilómetros transitado.
Así lo establece una norma de Pyongyang para este tipo de vehículo, un autobús o un tranvía, cuando cualquiera de ellos transita la referida cantidad de kilómetros por un mismo itinerario.
En la parte trasera se ve el número 903 y en el frente la marca Chollima-9.11, nombre que alude directamente a una leyenda de la mitología del este de Asia, que refiere a un corcel alado veloz, y elegante.
Durante varios años el aludido trolebús fue protegido como una exhibición de museo, porque el mismo fue utilizado en la década de los años sesenta del pasado siglo por el líder histórico de Corea del Norte, Kim Il Sung.
Tal acción de conservación puede explicar el hecho de que a pesar de la antigüedad y su kilometraje acumulado, digno para el libro británico de récord Guinness, aún está en excelentes condiciones y cumple los muy rigurosos estándares exigido para la transportación pública de pasajeros.

El trolebús se diferencia del tranvía en que este último, es un medio de transporte con ruedas de hierro, que necesita para circular vías férreas empotradas en las calles y se mueve sin separación del resto de la circulación, sin vía ni senda o sector reservado.
Este tipo de transporte eléctrico cuyo soporte de rodamiento es de neumáticos, resulta la forma más común para el movimiento de personas en Pyongyang y, al mismo tiempo, el más asequible y su tarifa por persona es de solo 5 won.
Lo anterior significa que por una cantidad equivalente a un dólar estadounidense, al cambio pyongyanés, un coreano nativo, puede hacer más de 1,5 mil viajes.
Los extranjeros residentes en esta capital, cualquiera que sea su nomenclatura, de tránsito y turistas tienen prohibido en hacer uso del sistema de transportación pública de personas, trolebús, tranvías, ómnibus, metro y taxis, en cualquier lugar de la RPDC, por considerarse bienes de uso exclusivo para los habitantes de Corea del Norte.

El 903 áureo no abandonará las amplias avenidas capitalinas al menos en un plazo mediato, a pesar de que el pasado 19 de diciembre comenzó a operar en Pyongyang una flotilla de modernos trolebuses de la misma marca, confirmó a Prensa Latina un portavoz de la fábrica Chollima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.