RC Deportivo: A qué estamos jugando? Por @xalomonte

Creo que actualmente es la pregunta que se hace la gran mayoría de la parroquia deportivista. No contamos con un centro del campo que gestione los ritmos de los partidos, los tempos y sobre todo no tenemos una identidad clara, es decir alguien podría contestar actualmente a la pregunta que encabeza esta crónica? Jugamos a mantener la posesión, a la contra, no parece que tengamos muy claro a qué estamos jugando. Un ejemplo que muestra esta problemática que hemos vivido hoy pero que ha pasado muchas veces a lo largo de esta temporada es que los jugadores del equipo que suben el balón y dan un pase entre líneas en la mayor parte de los casos son nuestros centrales, y no nuestros centrocampistas.

Empezaba hoy el partido con sorpresa en la parroquia deportivista, pues nuestro delantero referencia este año empezaba en el banquillo junto con Fede Cartabia otro de los jugadores llamados a ser referencia en el equipo. Imaginamos que el entrenador cuenta con más información que todos nosotros, pero no tiene mucho sentido el dejar a tus mejores jugadores en el banquillo.

Salían de inicio Carlos Fernández (tras volver de la lesión) y Borja Valle. No empezó mal el equipo deportivista, bastante superior a un Lugo que vino a Riazor a juntarse atrás y buscar una transición que pudiera darles una ventaja en el marcador. Pero desde el inicio se notaba la diferencia de calidad entre los dos planteles. El lugo se sentía inferior pero entre Seoane y Azeez se bastaban para tapar la creación del equipo coruñés. Aun así y como nos tiene acostumbrado el equipo en Riazor, pudo haber llegado el gol en un buen pase de Krohn Dehli a Carles Gil, que este envió al palo. Desde ahí al descanso más de lo mismo, mucha posesión pero nada de efectividad.

En la segunda parte, pareció que nuestro equipo salía con más intensidad contando con una gran ocasión en remate de Borja Valle muy bien sacado por el portero, pero fue un espejismo. Vuelta al control sin efectividad hasta que el Lugo se empeñó en facilitarnos la labor y tras un error infantil en un salto (muy justa pero es amarilla) el Lugo se quedaba con 10 por la expulsión de José Carlos. Más de 20 minutos contra 10 y más de lo mismo, mucha posesión pero sin profundidad, aunque es lógico cuando la mayor parte de esos pases los daban nuestros centrales.

Aquí llegó el carrusel de cambios entrando Quique por Bergantiños y contando con tres delanteros, pero hoy tampoco era el día. Igual hubiera estado bien ir antes a por el partido y no en los últimos 15 minutos. Cierto es que aunque hubiera durado el partido 10 minutos más, tampoco parecía que el resultado hubiera cambiado.

En nuestra humilde opinión necesitamos que el centro del campo se adueñe más de los partidos y cree fútbol. Estos puntos que se escapan en casa en estos partidos son los que a final de temporada te meten en el ascenso directo o que te la tengas que jugar en el playoff. Esperemos enderezar el rumbo, tenemos equipo para ello.

FORZA DEPOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 19 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.