Núñez Feijóo defiende que las propuestas de los ingenieros gallegos a través del CGES servirán para continuar trabajando en líneas que hagan progresar a Galicia

El Consello Galego de Enxeñerías (CGES), asociación integrada por ocho colegios profesionales gallegos de ingenierías reguladas, presentó hoy en A Coruña un documento con 107 medidas para el desarrollo de Galicia, agrupadas en 20 líneas estratégicas. Un acto que fue clausurado por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, acompañado de la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez.

El presidente del CGES, Oriol Sarmiento Díez, explicó que “este documento es un compendio de medidas para transformar Galicia desde la ingeniería”. El trabajo recoge un total de 107 medidas y oportunidades que los ingenieros gallegos consideran que pueden suponer un elemento de competitividad y desarrollo para Galicia: I+D+i, TIC, Industria 4.0, energías limpias, construcción sostenible, industria del agua, minería sostenible, naval… “medidas para transformar Galicia, para cambiar Galicia porque si hay una profesión que lleva en su ADN el cambio es la ingeniería. Tenemos los conocimientos, las capacidades, la disposición y el compromiso para cambiar Galicia”.

En este sentido, Sarmiento Díez reivindicó “el papel de los ingenieros en la revolución digital que estamos viviendo”. Recordó que el CGES representa a más de 5.000 profesionales de alta formación y cualificación a nivel internacional, dispuestos y preparados para resolver problemas. “Cualquier sociedad necesita a sus ingenieros para progresar. Por eso es fundamental que Galicia apueste por la innovación y el conocimiento, por retener el talento y fomentar las vocaciones en ingeniería entre los jóvenes y las mujeres”.

Veinte temáticas

Por su parte, el presidente de la Xunta defendió que las propuestas presentadas por los ingenieros gallegos servirán para continuar trabajando en líneas que hagan progresar a Galicia. Feijóo destacó que con este documento, los ingenieros gallegos refrendan su compromiso no sólo con las estructuras que idean y hacen realidad cada día, sino también con la vertebración del territorio.

foto cova rey cintolo

El presidente explicó que este texto ya fue trasladado a la Consellería de Facenda, a efectos de que se tome nota de las propuestas y las incluya en el Plan Estratéxico 2020-2027, para afrontar los retos de los próximos años y llegar a la Galicia de 2030 que todos los gallegos queremos. No en vano, aseveró que con actos como este Galicia demuestra que tiene su propio modelo, que puede ser puntera en diversos sectores, muchos de ellos en los que la ingeniería tiene un papel preponderante. “Demostramos que tenemos nuestra propia fórmula de progreso, que no consiste en imitar a nadie, sino en ser la mejor versión de nosotros mismos” abundó, incidiendo en que la transformación de Galicia es fruto del trabajo de todos.

Contenido del documento

Los representantes de los Colegios (salvo del ICAI, cuyo decano excusó su presencia)  fueron exponiendo las distintas medidas del documento (que se pode descargar en www.cges.gal):

Juan Picos Martín, decano de la Demarcación de Galicia del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, destacó que “aportamos medidas para poner en valor dos tercios del territorio de Galicia”, destacando que es necesario poner en marcha un plan estratégico sobre la propiedad forestal dirigido a incentivar el aprovechamiento en común de las infraestructuras y la comercialización de los productos forestales.

José Joaquín de Troya Calatayud, decano de la delegación territorial de Galicia del Colegio Oficial de Ingenieros Navales, apuntó que “tenemos un astillero de primera línea, Navantia Ferrol, que se está preparando para el reto de construir las fragatas 110 y que tiene que hacer una transformación digital. Y esto hará de efecto tractor de las empresas auxiliares”. Además, anunció que, a raíz de la actividad en Barreras, organizarán unas jornadas especializadas en la construcción de cruceros para “analizar las fortalezas y debilidades del sector naval gallego para afrontar a construcción de cruceros de gran lujo”.

Juan José Iglesias Suárez, decano de la Delegación de Galicia del Colegio Oficial de Ingenieros de Minas del Noroeste, destacó que su aportación va dirigida especialmente a “adaptarnos al ritmo de cambio que nos impusimos porque, más que transición energética, es una revolución”. Asimismo, considera interesante una ley de bases de la industria extractiva para regular la actividad y fomentar las inspecciones cualificadas y continuas para asegurar las buenas prácticas, de forma que se usen las mejores técnicas disponibles y con especial atención a la seguridad, a la salud y al medioambiente.

Julio Sánchez Agrelo, decano del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones de Galicia, destacó que “las tecnologías de la información y de la comunicación son una disciplina transversal en el resto de ingenierías y en la sociedad. Proponemos medidas que impulsen la creación de una importante industria de las telecomunicaciones y de las tecnologías de la información en Galicia que atraiga inversiones de empresas foráneas”. Sánchez Agrelo señaló que “modelos de desarrollo TIC como el de Irlanda o de implantación digital como Estonia deben ser nuestro objetivo en Galicia. Y podemos conseguir que Galicia se convierta en una comunidad líder en telecomunicaciones y tecnologías de la información”.

Alejandra Álvarez de Mon, secretaria del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Galicia, consideró “imprescindible una política de ordenación territorial para el rural que reduzca su fragmentación, mejore su aprovechamiento agrario y lo dote de los equipamientos y servicios necesarios”. Álvarez de Mon apuntó que “el medio rural gallego apostó por la calidad como elemento distintivo de sus productos” pero que “la tradición debe ir acompañada por la revolución tecnológica”.

Enrique Urcola Fernández-Miranda, decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Galicia, destacó que “las infraestructuras vertebran el territorio y hacen posible el desarrollo económico”. Por eso aplaudió el apoyo de la Xunta de Galicia a la ejecución del Eje Atlántico ferroviario, “que situará Galicia donde le corresponde”. Finalmente, Enrique Urcola apuntó que “hoy, Día Mundial del Agua, tenemos que destacar que en Galicia pensábamos que no necesitábamos ningún tipo de actuación porque había suficiente. Sin embargo vemos cosas muy distintas: tenemos inundaciones y sequías. Y la ingeniería debe esforzarse tanto por prever esas incidencias como por almacenar ese agua y tratarla correctamente”.

Finalmente, Julio García Cordonié, secretario del Ilustre Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Galicia, apostó por impulsar la industria en Galicia hasta llegar al 20% del PIB, ya que se trata del motor de crecimiento y garantía de un empleo estable y de mayor calidad; e impulsar su transformación en Industria 4.0, “una industria más flexible y con capacidad para dar respuesta a una demanda especializada”. Asimismo, puso de manifiesto que “vivimos una cuarta revolución industrial propiciada por Internet y las tecnologías de la información. La designación del ICOIIG como una de las Oficinas de Transformación Digital nos permitirá acercar a las pymes gallegas las tecnologías y los conocimientos necesarios para afrontar con éxito los desafíos de la digitalización”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.