RC Deportivo. Natxo-Carmelo, una dupla con dudas

Sigo pensando que en Segunda División, lo más importante es sumar y sumar y volver a sumar para llegar a la meta entre los dos primeros y ascender directamente a Primera División.

Blasonamos de tener la mejor plantilla de la categoría, nadie que entienda de fútbol, puede sustraerse que esta temporada, la categoría es mediocre, sin fútbol, donde la mejor plantilla debería ir destacada con diferencia de puntos sobre el tercer clasificado, que los rivales casi ni se vieran.

Surge la pregunta. ¿Es Natxo el entrenador adecuado para la mejor plantilla de Segunda División? Entiendo, a tenor de sus actuaciones en la gestión de los partidos,  que le falta experiencia en situaciones de estrés como la del Deportivo, con presión para ascender a puro huevo, estando entre los dos primeros de la clasificación.  Espero y deseo que el master de presiones en estado crítico, lo hubiese finalizado ayer y a partir de hoy,  sepa leer los partidos, que no se le atragantan y nos suceda lo de  ayer, todos atrás como numantinos, a defender los tres puntos. En una preciosa jugada del equipo visitante, llegó el gol del empate. Los rivales en Riazor no deberían ni verse, al ser arrollados por el tren del Deportivo. Tenemos la mejor plantilla de Segunda División, si no estamos de primeros en la clasificación, que coño está pasando? Ayer la cara del presidente Constantino Fernández era un poema, la conversación que mantuvo con Carmelo del Pozo fue tensa.  No podemos seguir así, hay que ganar en casa.

-Presidente, fue un despiste del equipo que nos costó el empate.

-No quiero más empates en Riazor, de volver a producirse, tendré que tomar medidas.

-Trabajaremos más al equipo, sobre todo, en la atención hasta el ultimo segundo de juego.

-Tenemos la mejor plantilla de la categoría y la estamos desperdiciando.

-Creo que no fue un mal partido.

-Supongo que lo dirás como disculpa. No supo el entrenador gestionar la victoria, y dices que no fue un mal partido? Venga Carmelo, Nahuel juega sin ritmo. Los cambios se hacen sin sentido. Se cerraron atrás y no supo Natxo gestionar la victoria. Si no soporta la presión, que lo diga.

-Es la tendencia de los jugadores, Natxo les decía que fuesen hacia adelante. El entrenador está capacitado para soportar la presión y mucho más.

-Lo dicho, hay que ponerle ganas y comenzar a demostrar que somos la mejor plantilla de Segunda, de no ser así, el Consejo tomará medidas adecuadas para hacer un equipo competitivo con hambre de ascenso.

Final del partido, decepción. Nerviosismo en las gradas, con improperios propios del enfado de quienes pagan por ver a los artistas jugarse el pellejo. Ante esta situación, por falta de liderazgo en el entrenador durante los partidos,  puede surgir la desmoralización de los jugadores y entrar en una crisis aguda de miedo escénico en Riazor, sabedores que no pasan del empate en casa y lo que es peor, el gol contrario llega en los últimos minutos, es como si perdieran la concentración.

Tiene que producirse un cambio de ciento ochenta grados, los jugadores deben ser conscientes de lo que se juega el Club, ponerse a tono y la dupla Natxo-Carmelo, en vez de buscar culpables, que se pongan a investigar soluciones para que la pájara se disipe con una victoria contundente contra Las Palmas. Si es necesario, que la dupla se invente un nuevo fútbol, el que ofrecen dejó de ser atractivo y los rivales ya conocen el patrón de juego del equipo coruñés.

Se ha evaporado la magia del gol, de la fantasía que nos hizo creer a principio de temporada, que  no tendríamos problemas y estamos apreciando, con enorme sorpresa, que la mejor plantilla de la categoría, los partidos los juega a trancas y barrancas, con demasiados problemas, como el de ayer, que careció de brillantez, sobre todo, después de darle vuelta en el marcador el Deportivo y perder dos puntos por atar Natxo el equipo al noray de Riazor.

Pese a todo, el futuro se avecina esperanzador, confío en la plantilla, no así en la dupla  técnica, deben  trabajar más y hablar menos, asumiendo responsabilidades y no cargarlas  de manera torticera y cobarde,  a otros estamentos del club. Otra de las falacias de Carmelo es el Fabril, iba a ser el apóstol redentor y de momento se ha quedado en bocazas.

Difícil igualar la sensación de capacidad inoperante que he sentido ayer, falta de todo, desde calidad, pasando por talento, incluso tuve la sensación, después de remontar, el entrenador acojonado,  se fue a lo fácil, atrincherando al equipo, en un gesto propio de cobardía futbolística. Empató por abulia propia, le pudo la presión  de los tres puntos  y no supo gestionar la victoria.

Deseo que el próximo partido contra Las Palmas, sea el punto de inflexión para ir hacia arriba. El futuro pasa por ganar los partidos que faltan en Riazor y arañar puntos en los desplazamientos.  Aviados estamos si confiamos en  resultados de otros equipos, el Deportivo debe depender de sí mismo para alcanzar el objetivo. Nunca pude imaginar que,  a bastantes jornadas para finalizar la Liga, los deportivistas estén haciendo las cuentas de la lechera. Ayer se rompió un cántaro, esperemos que…..Que nadie olvide que el sentimiento no está en almoneda, colores y escudo están cargados de historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.