RC Deportivo. No se suponía que eran 12 puntos seguros en Riazor? Por @xalomonte

Y es que los tres partidos seguidos en Riazor, sumados a los 3 puntos asegurados la próxima semana contra el Reus, se supone según nuestro equipo y cuerpo técnico, serían el espaldarazo para auparnos a la lucha por el ascenso directo. Por lo visto en los 2 primeros partidos, puede que sean finalmente nuestro descenso a la lucha por las seis primeras plazas.

Y es que no sólo es una crisis de resultados (3 puntos sobre los últimos 12) sino que lo más problemático es que es una crisis de identidad. No parece que tengamos un esquema definido, ni un once definido, con jugadores que saltan del once titular a la grada, con jugadores que no encuentran su sitio (Borja Valle no sabe de qué juega) y con una idea de juego que no está claro si está en tener la posesión o salir a la contra.

Y llegaba a Riazor Las Palmas, con un viejo conocido como técnico (y van tres esta temporada) y con bastantes problemas esta temporada. Empezaba el partido como cada jornada, el equipo visitante salió mejor que nosotros teniendo el control del partido, pero la primera clara ocasión fue para nuestro equipo. Una falta sin mucho peligro, muy mal defendida por la defensa canaria, dejó totalmente sólo a Domingos Duarte, que incomprensiblemente mandó a las manos del portero. Pudo adelantarse el Depor, pero era un espejismo pues no llevaba peligro. Las Palmas tampoco aportaba mucho más, ambos equipos parecía que no sabían muy bien a qué jugar. Los últimos 20 minutos de la primera parte, mejoró el Depor y controló al equipo isleño, pero sin profundidad y con sólo algún tiro lejano sin peligro.

Inició la segunda parte en los mismos términos, con los dos equipos buscando el control de juego, pero sin éxito, y sin ocasiones claras que mencionar. Parece que no recordamos como iniciamos esta campaña en Riazor, donde los rivales nos respetaban, y cada partido en este 2019 somos más flojos y más vulnerables. Los cambios en la segunda parte (como es habitual) no ayudaron en nada a darle más vitalidad o a crear más peligro a un Las Palmas en el que los cambios sí generaron un cambio.

Y al final son los pequeños detalles los que deciden los partidos sin control. En este caso, un grave error de Edu Expósito, con una patada sin sentido en una clara contra dejó al equipo con diez y a Las Palmas con ganas de ir a por más. Y lo consiguió un viejo rockero, Aythami, con un disparo flojo pero pegado al palo que no pudo sacar nuestro portero.

No hay mucho que sacar en positivo salvo que la próxima jornada puntuamos seguro. Esperemos que estos quince días nos de tiempo a reflexionar sobre nuestro plan de juego, cual es nuestro sistema, nuestra estrategia, nuestros objetivos y cuál es el mejor camino para conseguirlo.

FORZA DEPOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.