Investigadores gallegos trabajan en un vehículo no tripulado de apoyo en incendios forestales

La Universidad de Vigo ha presentado un sistema de detección y análisis de incendios a través de nuevas tecnologías. La institución explora “vías de cooperación” con investigadores de la NASA que analizan los fuegos en California

La Universidad de Vigo ha presentado los resultados del proyecto de investigación Fire RS, un sistema de detección y análisis de incendios a través de cámaras de infrarrojos, con apoyo del nanosatélite LUME y de aviones no tripulados, y ha confirmado que las pruebas realizadas evidencian que es una “tecnología plenamente operativa”.

Así lo ha trasladado el profesor Fernando Aguado, responsable de la Agrupación Estratégica Aeroespacial de la Universidad de Vigo, institución que coordina esta investigación, en la que también han participado la Universidade de Porto (Portugal) y el centro de investigación LAAS-CNRS de Toulouse (Francia), y ha contado con la colaboración de otras entidades, como la Xunta o la empresas Seganosa y Alén Space.

Aguado ha recalcado que el proyecto Fire RS, que contó con una financiación de poco más de dos millones de euros de fondos Interreg, permite la detección de incendios a través de cámaras de infrarrojos situadas en tierra. Cuando estas cámaras detectan un incendio, envían de inmediato los datos (coordenadas, datos climáticos, estimación de la extensión,…) al nanosatélite LUME, que la UVigo puso en órbita en diciembre del año pasado.

Prever la progresión del fuego

Desde LUME, la información llega a la Universidad de Vigo y al centro de investigación de Toulouse y, a través del análisis de datos en tiempo real, se pone en marcha una tercera fase del proceso: aviones no tripulados que ha desarrollado la Universidade de Porto se dirigen al incendio y sobrevuelan su perímetro para recoger información y prever el comportamiento y progresión del fuego.

Según ha señalado Aguado, además de la recogida y análisis de la información, que permiten elaborar modelos de propagación más “fiables”, la utilización de cámaras sobre el terreno tiene un “efecto disuasorio” porque supone que, una vez iniciado el fuego, en “cuestión de minutos” habrá aviones no tripulados registrando imágenes de la zona.

Una vez consolidada la parte de conocimiento, el sistema está “preparado para la siguiente fase”, que sería la transferencia de esa investigación, la incorporación de administraciones y empresas interesadas en tener ese sistema, y el desarrollo del mismo por parte del tejido empresarial en Galicia.

En todo caso, Aguado ha precisado que se seguirán haciendo pruebas, y que quedan aspectos “por pulir” en el ámbito jurídico. Por ejemplo, ha señalado que queda por resolver la cuestión de compatibilizar el vuelo de los drones con la actividad de extinción de medios aéreos, o la adaptación de las cámaras detectoras a la normativa de protección de datos.

Vehículo terrestre no tripulado

Por otra parte, la UVigo está trabajando en un nuevo proyecto, que ya han presentado para optar a fondos europeos, para el desarrollo de un vehículo terrestre no tripulado que actúe en los incendios.

Así, se trataría de un vehículo autónomo que serviría de soporte a las brigadas terrestres de extinción, y que podría recoger información sobre el terreno y transportar herramientas.

Además, ha explicado, la UVigo está en contacto también con investigadores de la NASA que trabajan en proyectos similares en California, una región de Estados Unidos muy castigada por los incendios forestales. “Se está explorando una vía de cooperación”, ha indicado.

Fuente: RTVE.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.