Localizan con vida a Natalia Sánchez, la estudiante española desaparecida en París

El padre de la joven la ha reconocido en un hospital de París, después de que la policía la encontrase desorientada en la calle. La estudiante, de 22 años, estaba desaparecida desde el pasado 1 de mayo

Natalia Sánchez, la joven española de 22 años desaparecida en París desde el pasado día 1 de mayo, ha sido localizada con vida y se encuentra en un hospital de la capital francesa, según ha confirmado su familia a TVE.

En un comunicado, el instituto armado ha informado de que el padre de Natalia la ha reconocido en un hospital de París, después de que una patrulla de la Policía francesa la encontrara desorientada en la calle y la trasladara a un centro médico, aunque no se ha confirmado qué día se localizó a la joven.

La estudiante se encuentra bien, aunque un poco aturdida, según este mismo comunicado sobre la localización de la joven, que también ha sido confirmada por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Su familia pide tiempo

La familia de Natalia ha pedido tiempo para la intimidad de la chica y para que recupere la calma, según ha difundo en Twitter la organización QSDGlobal, que ayuda a buscar a personas desaparecidas.

Horas después esa misma organización ha compartido en Twitter un mensaje de voz con las primeras declaraciones de la madre de Natalia Sánchez, Inma Uribe: “Hola, soy la madre de Natalia. Les informo que Natalia está bien, así que espero que respeten nuestra necesidad de sosiego”, ha dicho.

Estaba desaparecida desde el 1 de mayo

La joven mallorquina es estudiante de la Facultad de Economía y Empresa de la UAB y se encuentra en la capital gala desde septiembre, cursando un programa de intercambio Erasmus en la Universidad Panteón-Sorbona, que debía concluir en dos semanas.

Desde el 1 de mayo, quince días antes de volver a su casa en Palma, la joven dejó de contestar los mensajes y llamadas de sus padres y amigos.

La mañana de su desaparición, estaba trasladando sus maletas al piso de una amiga española porque se acababa su contrato en el piso en el que había vivido hasta entonces, en el distrito 14, al sur de París. Su nueva compañera de piso dio la alerta al no tener noticias de la joven, que había dejado ya dos maletas por la mañana y había vuelto a su casa anterior para recuperar el equipaje restante.

La Gendarmería encontró su mochila con un ordenador portátil y su teléfono móvil en una zona muy cercana a la Facultad de Económicas en la que estudia y la familia de la joven se trasladó hasta la capital gala para conocer de primera mano cualquier avance de la investigación.

El mismo día de su desaparición la joven publicó un mensaje en sus redes sociales con el mensaje: “Cuando tu salud mental es mala tómate un respiro”. Una amiga mallorquina de la joven asegura que unos días antes le había confesado que se sentía algo preocupada, observada y perseguida.

Los padres de la chica pidieron este martes que el caso no se convirtiera en un “circo” mientras la Fiscalía francesa proseguía la investigación sobre su paradero.

Fuente: RTVE.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.