RC Deportivo. Oportunidad perdida. Por @xalomonte

Y si no cuento mal es la quinta oportunidad perdida en lo que va de año. Oportunidad al inicio para ser líder, oportunidad perdida en las primeras jornadas para ascenso directo, y oportunidad perdida hoy para asegurar la promoción y para ganar en confianza para lo que resta de temporada.

Llegaba el Cádiz tras dos victorias del depor fuera de casa seguidas y con una pequeña esperanza de volver a meterse de lleno en la lucha por la promoción (una vez el ascenso directo está fuera de nuestro alcance).

Sacábamos un equipo inicialmente de garantías con lo mejor que tenemos en prácticamente todas las líneas para intentar conseguir los tres puntos. Se inició el partido con los dos equipos jugando sin arriesgarse y esperando a ver si sucedía algo que desnivelara el partido. La actitud del equipo era muy buena, pero inicialmente nos seguía faltando lo que nos ha faltado toda la temporada, fútbol. Y no es que no estuvieran haciéndolo bien los dos centrocampistas, tanto Alex como Edu Expósito estaban cumpliendo su trabajo, pero también cierto es decir que toda la primera parte se pasó con balones largos de los centrales y pases sin profundidad hacia atrás. El Cádiz estuvo desaparecido durante toda la primera parte y no mostró ningún tipo de peligro ni superioridad a nuestro equipo. Es más se podría decir que estuvo inoperante.

En los últimos minutos el Depor empezó a mover el balón más rápido y Nahuel causaba peligro entre líneas en cada balón que tocaba. Empezamos a crear peligro que se materializó en una buena jugada que finalizó con un remate al palo que la grada ya estaba celebrando como el primer gol. Justo antes del descanso (minuto 44) llegó la jugada del gol, robo de bóveda en la salida del balón del Cádiz y puso un centro perfecto al segundo palo al que Quique llegó de manera agresiva y marcó un buen tanto para poner por delante al equipo coruñés.

Inició la segunda parte con más entrega nuestro equipo y con algo más de juego también. Parecía que buscábamos cerrar el partido, pero la falta de pegada del equipo hacía que se temiera por el resultado. El Cádiz empezó a arriesgarse y subir líneas y la presión para agobiar a nuestro equipo e intentar hacernos daño. La solvencia y el orden del equipo hizo que no pasáramos mucho agobio, hasta que Querol en una jugada aislada hizo un caño a Pablo Marí y marcó un golazo por la escuadra al que nada pudo hacer nuestro portero.

Empate uno a uno y vuelta a empezar, con nuestro equipo a la carga más con corazón que con cabeza y con el Cádiz perdiendo tiempo e intentando cazar alguna contra para marcar el gol de la victoria.

Era un día de fiesta (de las peñas) en la que no pudimos acabar con una celebración. Ahora mismo es el momento de estar todos juntos intentando apurar las pocas opciones que nos quedan para ascender a primera. Es momento de creer.

FORZA DEPOR

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.