ADICAE considera probada la estafa a inversores en el juicio por la salida a bolsa de Bankia

La asociación presentó acusación contra Rodrigo Rato, José Luis Olivas y otros miembros de los Consejos de Administración de BANKIA y BFA, por los delitos de falsedad documental continuada y estafa de inversores, con penas de 7 años y 6 meses para éste último y de 4 años y 6 meses para la falsedad documental.

Los afectados han dejado claro en el juicio, pese a los intentos por acallar a las acusaciones por parte de Goirigolzarri, las maniobras de la entidad para engañar a sus clientes para que firmaran la compra de acciones

ADICAE cree que ha quedado demostrado en la fase testifical del juicio por la salida a bolsa de Bankia “la monumental estafa” perpetrada a los accionistas minoristas que de buena fe concurrieron al llamamiento que la entidad hizo para la compra de acciones a 3,75 euros.

Las acusaciones particulares, entre ellas la asociación, han evidenciado en el juicio junto con la declaración de los perjudicados, como Bankia se sirvió de todas las argucias posibles para lograr el objetivo de sostener y asegurar el capital necesario en su salida a bolsa.

“Muchos han querido evitar que se hable del daño fundamental que se hizo a miles de familias y del ‘crack’ de las cajas de ahorros, sin embargo se ha puesto de manifiesto la estafa. Lo han intentado tapar sacando a relucir los líos políticos pero no lo han conseguido”, asegura Manuel Pardos, presidente de ADICAE.

En todo el proceso que empezó a finales de noviembre se ha ido analizando la pertinencia de la figura del SIP (“fusión fría”) para la agrupación de las cajas que configuraron BFA y parece evidente que no se tuvieron en cuenta todos los riesgos, como la expansión crediticia en el ladrillo (Bancaja), las distorsiones en la contabilidad (Banco de Valencia) o las artimañas en el tratamiento de las cuentas.

Este engaño masivo a 300.000 clientes que confiaron plenamente en las “fortalezas” y en una imagen positiva de la entidad, es razón suficiente para ADICAE para mantener la reclamación de responsabilidad civil tanto por el daño patrimonial causado (Bankia resarció el capital aportado más el interés del 1%) como el daño moral sufrido por haber sido estafados y que les llevó durante años a perder los ahorros de toda una vida.

En el juicio se han aportado correos e informes donde también ha quedado de manifiesto la ‘colaboración’ del Banco de España, que con su dejación de funciones, permitió este fraude masivo. El organismo supervisor, conocedor de estos informes donde se hablaba de la quiebra técnica de BFA, no tomó ninguna medida.

“Tanto el Banco de España como la CNMV se han lavado las manos al desvincularse de toda responsabilidad. Ambos podrían estar imputados al tratarse de una emisión de bolsa. Se han librado diciendo que no tenían instrumentos”, sostiene Pardos.

En estos siete meses, a juicio de ADICAE, se ha hecho palpable en cada sesión el desprecio absoluto que tiene la actual cúpula de Bankia a sus accionistas y a las acusaciones particulares que les representan en el proceso. Desde el primer momento, Goirigolzarri intentó expulsar, con ataques virulentos y despiadados, a las acusaciones, en especial a la asociación. Además, lejos de buscar responsabilidades y evitar errores del pasado, Bankia ha defendido sin disimulo a los acusados.

“La razón de esta defensa es que muchos de los actuales dirigentes que forman parte del staff de Goirigolzarri estuvieron en los equipos de Blesa y de Rato”, finaliza Pardos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.