Cuando el establecimiento de prioridades no es el acertado

Con frecuencia los adultos no disponen del tiempo necesario para realizar todo aquello que les gustaría o deberían hacer, por lo que una gran parte se ve en la obligación de establecer prioridades no del todo acertadas. Y es que, a pesar de que cosas como un dolor de cabeza constante o una tos que no termina de irse son causa de visita casi obligatoria al médico, a otros problemas, principalmente bucodentales, se les suele relegar a un segundo plano. No obstante, y como indican desde la clínica dental en Alcalá de Henares, “el retraso en las visitas al especialista provoca que en muchas ocasiones se llegue a ver los problemas bucales como algo normal. Sin embargo, esto no debería ser así, dado que los problemas bucales son indicativos de un fallo en la salud que, al igual que cualquier otro, debe ser subsanado”.

Pero, ¿cuáles son los principales problemas bucales? ¿qué otro tipo de enfermedades pueden conllevar?

Los profesionales de clínica dental en Alcalá de Henares han respondido amablemente a las preguntas, indicando que los problemas más comunes son los siguientes:

  1. Úlceras y llagas: debe tenerse especial precaución con las úlceras y llagas que no terminan de curarse y desaparecer, pues detrás de ellas pueden estar otros problemas de salud como la diabetes. En los peores casos, las manchas o llagas en la boca también pueden ser indicadores de la existencia de cáncer, aunque en este caso deberían existir muchos otros síntomas.
  2. Sangrado e inflamación de encías: lo que indica que las encías no están sanas y por lo tanto que existe la posibilidad de perder alguna pieza dental.
  3. Sensibilidad dental: cuando el dolor por sensibilidad es repentino e inesperado la visita al dentista se hace obligatoria pues podría estarse ante un caso de absceso dental, es decir, una infección bacteriana que podría llegar a propagarse por todo el cuerpo.
  4. Halitosis: el mal aliento crónico puede ser un síntoma de caries dentales y enfermedades en las encías.

Por lo tanto, las recomendaciones para evitar estos y otros posibles problemas bucales son, mantener unos buenos hábitos de higiene bucodental y la visita periódica al dentista, consiguiendo de esta manera la detección precoz y evitarse de esta manera futuros problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.