Lume!!!!!!! Por @xalomonte

Última crónica del año, últimas sensaciones percibidas a través del encuentro de anoche en Riazor. Considero que si le preguntáramos a cualquier socio hace un mes sobre cuales serían sus sensaciones en la mañana de un 21 de Junio, en ningún caso aparecerían como aparecen las palabras orgullo, ilusión y lume.
Y es que estamos ante una oportunidad histórica de equilibrar un año de sombras y luces (seguramente más sombras), con cambio de entrenador, con cambio de directiva, con pérdida de confianza del equipo, y que en el último mes ha cambiado de manera radical.
Llegaba el Mallorca anoche, con un ambiente ilusión en la parroquia blanquiazul, no por el hecho de considerar al equipo bermellón un rival asequible, sino porque los últimos partidos de nuestro equipo transmitían una fuerza, una actitud, y unas sensaciones que invitaban al optimismo.
También hay que decir que Riazor cumplió sobremanera (29.000 personas), casi llenando el estadio y con un ambiente que no se vivía desde hace años.
Empezó el partido con los dos rivales midiendo fuerzas, pero respetando mucho las distancias e intentando no cometer errores. Un remate de Carlos Fernández, fue contrarrestado por dos acometidas en banda del Mallorca que generaron dos corners, con una buena ocasión en uno de ellos por remate de cabeza.
Hasta aquí partido igualado que esperaba una genialidad o un error para abrirse y que en este caso fue a través de una genialidad. Fede (que en estas 3 semanas vuelve a ser el que marca las diferencias) marcó un espectacular gol de falta que provocó la locura de la afición deportivista que veía como se adelantaba en el marcador.
Minutos después, el Mallorca se quedaba con 10 por una brutal entrada (hay que admitir que es sin ningún tipo de intención viendo la cara del jugador visitante) y que mandaba a nuestro capitán al hospital con incisiones profundas en la cara. Momentos de nervios, angustia y preocupación por el estado del futbolista que llevaron el partido al descanso. En estos minutos se agravó la tensión en los jugadores que empezaron a recibir tarjetas amarillas por entradas a destiempo y provocaciones. También tuvimos que realizar el segundo cambio por lesión de Somma, entrando David Simón.
A la vuelta del descanso, el equipo pareció conformarse con el resultado esperando a que el Mallorca desfalleciera o se hundiera por estar con 10, no siendo el caso. El Mallorca se sobrepuso a la situación jugando siempre al límite, perdiendo tiempo, intentando desquiciarnos y consiguiendo que pasara el tiempo rápidamente sin que tuviéramos ocasiones de gol.
Sólo destacar un clara ocasión de Carlos que no logró rematar de cabeza un buen centro. El partido parecía abocado al 1-0 cuando una jugada trenzada del Depor le llegó a Quique que remató de escorzo sobrepasando al defensa y entrando el balón ligeramente en la portería tra rozarla el portero. Gol, que tuvo que esperar a ser certificado con el linier que tras unos segundos de agobio de los jugadores de ambos equipos, finalmente lo dio como válido (es dudoso, pero en las imágenes de la televisión se ve claramente que llega a entrar).
De aquí al final, un delirio de la parroquia deportivista, que ve más cerca el ascenso (puede ser mítico un ascenso en la noche de San Juan coruñesa) y en el que sólo necesita una cosa para lograrlo por parte del equipo y la afición …
LUME
FORZA DEPOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.