Pérdida de respeto y valores. Por María Isabel Blasco Robert

 Abogada en A Coruña del despacho Maiblar abogados.

E-mail: maiblar@icacor.es

Recientemente hemos tenido noticia de un grupo de jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 17 años, que han agredido en la ciudad de Málaga a varios inmigrantes, y han sido detenidos habiendo llegado a causar lesiones a los inmigrantes.

Uno de los menores al ser detenido manifestó a la Policía que “los indigentes le daban asco”. Pues bien voy a comentarte una pequeña cuestión, “que no te pase a ti nunca”. ¿Te imaginas porqué motivo te lo pregunto? Pues si llegas a leer este artículo, piénsalo bien, porque eres muy joven, pero la vida da muchas vueltas y nunca se sabe lo que te puede ocurrir.

Lo cierto es que es responsabilidad en los centros educativos enseñar a los menores, pero los padres estamos para educar. Es nuestra obligación como adultos que somos, educar y enseñar a nuestros hijos para que recuperen el respeto perdido, los valores, la educación y saber comportarse.

¿Os dais cuenta de que mientras algunos lo intentan, otros ni se molestan? Nadie es perfecto, pero creo sinceramente que con un poco de esfuerzo quizás se podría conseguir.

Es realmente triste y cruel, yo que siempre digo que el maltrato a personas o animales es abominable, me pregunto porqué estamos perdiendo el norte, porqué nadie hace nada al respecto y porqué los políticos que tenemos no ponen los medios para evitar este tipo de cosas.

¿Qué sociedad tenemos? ¿En qué nos estamos convirtiendo? ¿Cómo pueden venir unos menores y agredir a los indigentes? Que no se meten con nadie y que ya tienen bastante con lo que viven a diario en la situación que se encuentran. ¡Incluso llegan a utilizar un cinturón o tirarles encima una valla de obra! Y luego faltar a la verdad de la forma más descarada manifestando que han sido los indigentes los que han metido con ellos.

A nuestros hijos hay que enseñarles, y es nuestra responsabilidad que para eso los hemos traído a este mundo, ¿o no nos importa? Qué gracia le va a hacer a esos padres que sus hijos han causado lesiones tener que pagar la responsabilidad civil que conlleva todo delito cuando nuestro hijo delinque. Ahora que les tocan el bolsillo, probablemente tomarán las medidas para que esto no vuelva a ocurrir.

Nos planteamos que incluso salió en defensa de los indigentes una persona que se encontraba allí, era policía, y aun así se metieron con él. Tuvo problemas por intentar defender, pero lo hizo, fue valiente y se enfrentó, y por ello casi le agreden a él.

Planteémonos de una vez por todas que tenemos que poner fin al maltrato, pero al maltrato auténtico y que hay que poner los medios necesarios. Si no lo hacen los politicuchos que tenemos, vamos a hacerlo nosotros. Así que os animo a que lo hagáis, a que habléis con vuestros hijos y que les digáis que esto no conduce a nada y quizás podamos caminar hacia una sociedad mejor porque hasta la fecha esto no parece que vaya nada bien, más bien al contrario, vamos a peor. Y yo os pregunto, ¿dónde queréis terminar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.