¿Hipoteca Euribor, IRPH o fija?

Desde la reciente problemática sucedida a colación de las cláusulas hipotecarias IRPH, consideradas por los juzgados españoles como abusivas, el tema de las hipotecas a interés variable está de actualidad y a debate en nuestro país. Con el Euribor como principal abanderado, el índice IRPH bajo lupa y las hipotecas a interés fijo como tercera vía ganando terreno, te explicamos en qué consiste cada uno y como es su estado actual en el mercado hipotecario

No cabe de duda de que los términos Hipoteca Fija, índice IRPH o Euribor han adquirido tal magnitud en España desde principios del año 2000 y hasta la actualidad, que la práctica totalidad de los ciudadanos que estén sujetos a pagar una hipoteca mensual por su vivienda conocen al dedillo lo que significa para sus bolsillos estos índices tan determinantes en la economía de millones de hogares españoles. El escándalo que sobrevino a las famosas cláusulas hipotecarias sujetas al índice IRPH, consideradas por los juzgados españoles como abusivas y condenando a las entidades a devolver a los afectados las cantidades cobradas de más, puso nuevamente en boca de todos el tema de los intereses variables en las hipotecas, algo que parecía ya olvidado desde el boom que supuso la entrada del Euribor en nuestras vidas de la mano del Euro allá por 1999.

Mucho se ha debatido sobre estos índices variables que marcan nuestras vidas mes a mes, sin olvidarnos tampoco de las hipotecas a interés fijo que llenan de carteles anuncio las oficinas de las entidades bancarias. Pero, ¿realmente conocemos en qué consiste cada índice y como es su estado actual en los mercados?

El siempre fiable Euribor

Fiabilidad es la palabra que mejor define al índice Euribor. Introducido en el mercado europeo como heredero del Airbor y de la mano de la inclusión del Euro en 1999, este tipo de índice hipotecario está considerado como tipo básico de referencia varios productos de renta. Aunque es cierto que durante la crisis económica global de 2007 el Euribor alcanzó su máximo histórico, se podría considerar como algo anecdótico y relacionado directamente con el estado financiero ruinoso de aquel momento. Y es que la tendencia normal del Euribor es situarse en valores positivos bajos, o como está ocurriendo desde hace más de tres años, situándose el Euribor actual del mes de julio de 2019 en el mínimo histórico con un -0,283%, superando de este modo el récord mínimo que databa de febrero de 2018 cuando alcanzó -0,191%.

Estos datos y la tendencia hasta el momento suponen que quienes firmen una hipoteca a día de hoy, se van a beneficiar de mejores condiciones y un menor gasto mensual. Es por ello los datos oficiales de las hipotecas sujetas al índice variable Euribor en España, continúan siendo en proporción mayores que los que arrojan las hipotecas IRPH o las de interés fijo.

El IRPH bajo la sombra de la duda

Nunca un índice hipotecario ha estado tan bajo lupa como el IRPH desde el escándalo de sus cláusulas abusivas en millones de hipotecas en España. Juzgados condenando a entidades bancarias a devolver las cantidades cobradas de más a los clientes, la UE dándole un “toque” a España por considerar este índice susceptible de manipulación, y para colofón la desaparición en 2013 por Decreto Ley de los denominados índices IRPH de Bancos y Cajas. Conocido ahora como índice IRPH de Entidades, las personas que tenían su hipoteca sujeta a este índice IRPH que marca el Banco de España ven como el valor actual del IRPH es de 2,052%, una cifra que comparada con Euribor desvela más de una evidencia.

Los datos no son buenos, aunque también es cierto que el IRPH puede tener los días contados si en los próximos meses el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea)  se pronuncia y ratifica las sentencias dictadas por juzgados y audiencias provinciales de toda España, favorables a los clientes y en contra de las entidades bancarias.

Las hipotecas fijas escalan posiciones

Si hay alguien que se ha aprovechado de las dudas con el IRPH y la psicosis creada ante las hipotecas a índice variable, son sin lugar a dudas las hipotecas a interés fijo. Un río revuelto en el que se han sabido mover sabiamente los bancos, ofreciendo a la clientela intereses fijos bajos y atrayentes en las hipotecas. La seguridad de saber que van a abonar una cuota mensual con unos intereses fijo e inamovibles, ha llevado a que muchos compradores de vivienda se decidan por este tipo de hipoteca, aún a sabiendas de que optando por el Euribor el ahorro en los intereses mensuales sería aún mayor.

En lo que va de 2019, los datos ofrecidos por el INE desvelan que el 60% de las hipotecas firmadas en España son de interés variable, mientras que el 40% restante corresponde a las hipotecas a interés fijo. Unos datos que parecen estabilizarse aunque con un ligero aumento de las hipotecas fijas, habrá que ver tras la resolución del conflicto con el IRPH y la continua bajada del Euribor si los números continúan por el mismo camino o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.