Por qué deberías confiar en una gestoría y dedicarte completamente a tu negocio

A la hora de comenzar con un negocio, es habitual procurar la contención de gastos, puesto que no sabemos cuál será el margen de beneficio, pero conocemos bien los gastos actuales. Un error muy habitual cometido por pequeños empresarios es intentar llegar a todo personalmente.

El ejemplo típico se encuentra en las gestorías. Es habitual que el pequeño emprendedor pretenda realizar todos los trámites fiscales o laborales por sí mismo, en lugar de buscar, por ejemplo, una gestoría en Madrid que se ocupe de todo ese papeleo.

La razón principal es que la externalización de este servicio no parece aportar ningún beneficio económico inmediato a una empresa, ya que tiene un coste y no aporta ingresos directos. No obstante, esta creencia es errónea, por cuanto una mala gestión fiscal o laboral puede llevar a la empresa a perder dinero, pero, en todo caso, llevará al emprendedor a invertir un tiempo que dejará de dedicarle a su negocio, lo cual sólo puede traducirse en una ralentización del crecimiento de la empresa, o, incluso, en una regresión.

El tiempo es oro

Para cualquier tipo de empresa, el tiempo tiene un valor incalculable. No sólo para poder ofrecer un servicio de calidad a sus clientes que le permita fidelizarlos, sino también para buscar nuevos clientes o estrategias, para planificar o, simplemente, para formarse y aprender, un negocio necesita de un aprendizaje continuo y constante.

Recuerda que cada minuto que le dedicas a este tipo de gestiones necesarias, pero ajenas al funcionamiento de la empresa, es un minuto que no le dedicas a tu negocio.

Especializarse para triunfar

A pesar de que la cultura en España tiende a cargar de tareas distintas a una misma persona, lo más eficiente y eficaz es la especialización de los trabajadores. Si esto se aplica a los trabajadores, no es distinto en las empresas.

Por ello, tus gestiones fiscales y laborales siempre estarán en las mejores manos cuando estén en manos de un experto, que se dedique en exclusividad a ello. Cuando intentas aprender de cero, no sólo pierdes mucho tiempo que podrías dedicar a especializarte en tu sector, sino que es muy probable que no llegues a realizar un trabajo tan bien desempeñado como lo haría una gestoría especializada.

Trata de centrar tus esfuerzos y tu atención en las necesidades de tus clientes y a buscar tu mejor versión empresarial. Deja lo demás en manos de expertos.

¿Qué puedes delegar en una gestoría?

Una gestoría es una empresa especializada en gestión de administración y ofrece un amplio servicio de trámites, tanto tributarios, presentación de impuestos, como laborales o tramitación de ayudas y subvenciones.

Pero sus servicios no se limitan a los meros trámites, sino que ofrecen la gestión de la contabilidad y facturación, llegando incluso a la ayuda y tramitación de un programa de facturación, lo que puede facilitar en gran medida el día a día de una empresa.

También pueden ofrecer ayuda para la gestión de la constitución de tu empresa o las altas y bajas de autónomos que puedas necesitar.

Por tanto, el abanico de servicios no sólo es amplio, sino muy útil para una empresa que da sus primeros pasos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.