Reclamar el IRPH, un derecho para todos los afectados

Las sentencias favorables contra las hipotecas afectadas por el IRPH en los últimos años, han llevado a muchos ciudadanos a demandar en los juzgados españoles la devolución de las cantidades abusivas cobradas en sus hipotecas por algunas entidades bancarias que aplicaron esta cláusula. Te explicamos qué es el IRPH, en qué consiste y su situación jurídica en la actualidad

Los inicios de este siglo XXI se vieron marcados de manera particular en España por la bonanza económica y el boom inmobiliario en todos los rincones de nuestra geografía. Épocas en las que la mayoría de los ciudadanos vieron realizado el sueño de adquirir una vivienda o casa en propiedad sujeta a una hipoteca bancaria. La mayoría de las hipotecas firmadas a interés variable en aquellos tiempos tenían como referencia mensual al Euribor, pero en muchos de los casos se utilizó el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) que supuso ser tremendamente perjudicial para muchos ciudadanos y familias, ya que tenían que desembolsar mensualmente más dinero por la hipoteca que si hubiese estado referenciada el Euribor.

El mayor problema vino cuando se demostró que algunos contratos hipotecarios tenían en su “letra pequeña” la inclusión de este índice IRPH, sin que el pagador fuese consciente o puesto en aviso. Esta situación recibió un espaldarazo en cuanto las primeras sentencias de los juzgados españoles le dieron la razón a los ciudadanos sujetos a este tipo de hipoteca y condenaba a las entidades bancarias de turno, teniendo estas que devolver el importe total cobrado a mayores cada mes a los afectados por ser considerada una cláusula abusiva.

¿Qué es el IRPH y cuál es su situación actual?

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, más comúnmente conocido por sus siglas IRPH, es un índice hipotecario oficial del Banco de España para calcular los intereses a pagar mensualmente por una hipoteca, algo así como la competencia ante el famoso Euríbor. El IRPH oficial aplicado en cláusulas hipotecarias se generalizó en 2007 por la mayoría de las entidades bancarias cuando el Euríbor alcanzó máximos históricos en plena crisis económica, ofreciendo un mayor ahorro mensual a los ciudadanos que querían adquirir una vivienda. El problema sobrevino cuando el Euríbor sufrió una gran bajada en sus intereses hasta situarse prácticamente en caída libre, lo que situó a la hipoteca IRPH en una situación comprometida, ya que las bajadas en este índice eran nulas y los hipotecados sujetos a ciegas a la cláusula vieron un claro abuso por una cuotas que ya no se ajustaban a la realidad económica actual, mientras los del Euríbor estaban pagando cuotas de interés muy bajas. Las denuncias de los afectados se sucedieron en masa e igualmente las sentencias favorables a estos, condenando los juzgados de toda España a las entidades bancarias y obligándoles a devolver las cantidades excesivas.

En la actualidad el IRPH ya no se aplica al estar demandado judicialmente en todas estancias. Es más, en 2009 la Unión Europea pidió a España la supresión del índice IRPH por ser susceptible de manipulación y a día de hoy el tema ha llegado a la Justicia Europea, quien bajo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se encuentra en compás de espera para dictaminar una decisión definitiva sobre el conflicto. Se espera que en los próximos meses el TJUE resuelva la sentencia, y todo hace indicar que será a favor del cliente al ser a todas luces una cláusula abusiva y manipulable como la misma UE declaró en su momento.

Reclamar es un derecho y un deber

Es importante saber que actualmente cualquier afectado está en su derecho de reclamar IRPH y demandar al banco con el que tenga firmada la hipoteca, para que le sean devueltas las cantidades. También es igualmente importante conocer si la hipoteca de la persona tiene aplicado el IRPH de manera correcta o incorrecta. Esto significa que muchas de estas cláusulas usadas para calcular el tipo de interés mensual a pagar, fueron añadidas en el contrato hipotecario sin informar debidamente al cliente de qué tipo de índice se trataba, como funcionaba y sobre todo las tremendas consecuencias que conllevaba adherirse al IRPH. A buen seguro que si en su momento los bancos hubiesen informado con total transparencia sobre la cláusula IRPH, no estarían actualmente un millón de hogares españoles reclamando esas cantidades consideradas abusivas de manera unánime.

Una de las buenas noticias desde que surgió el problema de este índice casi maldito, es que existen abogados especializados en el IRPH que están ayudando a que muchas familias afectadas por las hipotecas IRPH puedan reclamar y recuperar lo que se les debe. Es por ello que se está recomendando recurrir a estos profesionales, ya que es la única manera de exponer su caso particular y recibir una sentencia favorable, ahorrándose así tiempo y sobre todo mucho dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.