¿Se está generando en el RC Deportivo una segunda “mochila”?

Los cimientos de una parte del deportivismo temblaron esta mañana al leer o escuchar lo que dijo en la rueda de prensa el director deportivo Carmelo del Pozo, cuando de manera subrepticia, echó la culpa a Constantino de la situación económica, que no permite pagar por traspasos de jugadores para conformar la plantilla del RC Deportivo. Carmelo es especialista en milongas para arengar a las aficionados de los equipos y sobre todo, un escapista a la hora de eludir responsabilidades, echando la culpa a quien no está.

El presidente Zas debe aclarar inmediatamente esa situación, de no hacerlo, cargará con una pesada mochila de silencios cómplices, llevando en su interior una losa tan pesada, como la que cubre la tumba de Franco.. No sé si lo que ha dicho hoy Carmelo es una de las boutades a las que nos tiene acostumbrado, cuando habla en ruedas de prensa, o se ha referido a la realidad de un Club, que nos han vendido por activa y pasiva “en lo económico bien” y para exculparse de situaciones que no pudieron controlar, recurrían a la célebre “mochila”.

Hago tres preguntas

 ¿A qué se refiere Carmelo del Pozo cuando dijo que había que cuadrar “cosas” del último año en Primera? ¿Tenemos mochila nueva?

En la temporada 2016/17 anticiparon el ingreso de 6,8 millones de TV que correspondían a temporadas posteriores y en la 2017/18 anticiparon 2 millones de euros. O sea, anticiparon 9 millones de euros, ¿para qué? ¿Fue responsable el adelanto? ¿Tiene consecuencias ahora? ¿Por qué en la Juntas de Accionistas no respondió el presidente para qué se anticiparon esos millones de euros, cuando han sido las temporadas con mayores ingresos de TV de la historia del RCD Deportivo, permitiendo topes salariales más elevados? ¿En qué o en quienes se gastaron los euros y en qué concepto?

Estos ingresos no se destinaron a deuda porque el balance y en la cuenta de resultados no lo reflejan. Sin embargo, en las partidas de “otros gastos” de explotación, variación de aprovisionamientos, etc., sí que se recogen importantes incrementos. Ante esta situación de duda que ha alarmado a los deportivistas por lo que ha dicho  el Director Deportivo, el actual presidente Francisco Martínez Zas debería dar una explicación y decir cómo se encuentra la situación económica del Real Club Deportivo de La Coruña. Las explicaciones que el expresidente no quiso ofrecer al deportivismo, debe ofrecerlas ahora el presidente, demostrando que preside el RC Deportivo.

21Noticias ha preguntado en libertad, sin “mochilas” mediáticas, sobre estos asuntos con carácter previo a las Juntas de Accionistas. Constantino nunca consideró oportuno contestar, ni a esto ni a preguntas de accionistas que se formularon en las Juntas de Accionistas sobre este y otros temas. Hoy Carmelo del Pozo achaca la estrechez de margen de actuación a compensar “gastos” de presuntos “despilfarros” generados por el anterior Consejo de Administración en su último año en Primera. ¿Fueron tan austeros como pregonó Constantino y sus amigos para pastorear al deportivismo? Surgen dudas. En lo deportivo, mal como es evidente y en lo económico… Mala planificación deportiva y finiquitos varios han lastrado al Deportivo por mala gestión deportiva y económica.

Lo que me escandaliza es que Carmelo hable de esos gastos generados en Primera como si no fuesen conocidos el año pasado y como si no hubiesen tenido que tomarse en cuenta cuando se “pulieron” la ayuda del descenso y los derechos de TV.

Consejo de Administración saliente. Bienvenidos al mundo de Lendoiro! La temporada pasada, Constantino y Carmelo APOSTARON al rojo, y les salió negro. La pelota no entró y la cagaron. Si hubiéramos ascendido, ni mencionarían lo de hoy y seguiríamos como si nada pasase, ignorando la realidad de un Club que concita miles de sentimientos. Pero no ascendimos, y ahora el comodín Lendoiro ya no vale, así que recurrimos a lo obvio: hay que pagar la fiesta de Constantino y Cia, que sólo valió para que se divirtiese nadie más que él y sus amigos.

Con Lendoiro pasaba lo mismo, pero Augusto tenía la cualidad de apostar y acertar la mayoría de las veces, y por eso se le perdonaba todo. Pero esto es fútbol, lo que importan son los resultados,  si no ganas, da igual lo bonitos que sean los asientos y el tamaño de los marcadores.

Fotografía. RC Deportivo

Un comentario

  • Luis

    Tino Fernández es el chulo que te puedes imaginar semejante personaje tenemos en La Coruña lo peor de lo peor no llega a la suela de los zapatos a LENDOIRO lo que yo te diga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.