452.022 razones a favor de Lendoiro. Por Germán Rodríguez Conchado

Dentro del letargo veraniego y ante la (preocupante) falta de noticias estimulantes en el Deportivo de Paco Zas, me ha despabilado la noticia de la compra de la plaza del Reus  en Segunda División B por el Andorra de Piqué, mediante el pago de 452.022 euros, en que se había fijado el valor de esa plaza. Hacía bastante tiempo que no se producía en el fútbol español la venta de una plaza (o al menos yo no tuve noticia de ello).Pero siempre tuve claro que era una simple cuestión de tiempo. Y ahora que se ha producido no me parece justo dejar pasar la oportunidad que ofrece esta venta de la plaza del Reus, para poner de manifiesto una vez mas la falsa acusación de manipulación de las cuentas del Deportivo por la que ha sido injustamente acusado el señor  LENDOIRO  y quién esto escribe.

Como recordarán los buenos deportivistas, un desconocido y oscuro contable llamado JORGE BORRAJO presentó una denuncia contra el señor LENDOIRO (que posteriormente amplió contra quien esto escribe) por la comisión de un presunto delito societario consistente, según decía, en la manipulación fraudulenta de las cuentas del Club. Siempre tuve muy claro que el señor BORRAJO estaba movido por un odio enfermizo contra el señor LENDOIRO, que puso de manifiesto cuando en una asamblea manifestó sin pudor alguno que se iba a dar de baja como abonado (con lo que renunciaba a asistir a los partidos) solo para que el señor LENDOIRO no pudiera cobrar el porcentaje correspondiente de su abono. Con esta manifestación puso en clara evidencia no solo el odio que demostraba tener contra el señor LENDOIRO, que ya de por sí era indicativo de alguna clase de tara o transtorno mental, sino también una personalidad claramente inmadura e infantiloide (“no como rancho para que se “jorobe” el sargento”). Pues este hombre, el señor BORRAJO, fue rápidamente secundado y apoyado en su “odiosa” denuncia por otro no menos tarado, TINO FERNÁNDEZ, que vio en esa denuncia la posibilidad de hacer desmerecer al señor LENDOIRO en el aprecio social que éste venía recibiendo de una amplia mayoría de aficionados, lo que el enorme y enfermizo ego del señor FERNÁNDEZ soportaba muy malamente, como ya había demostrado anteriormente con el cese de FERNANDO VÁZQUEZ por el mismo motivo.

Pues bien, estos dos infaustos personajes, con el inestimable apoyo de La Voz de Galicia, presta siempre a apoyar cualquier actuación contraria al señor Lendoiro, centraron su denuncia, aparte de la deuda con Hacienda a la que más adelante me referiré, en tres cuestiones principales: el valor de la plantilla , el valor de la plaza de Primera División y el valor del uso gratuito del estadio. Según ellos ninguno de esos tres conceptos se podía contabilizar como un activo, es decir, no tenían valor alguno para el Club.

En el caso concreto del valor de la plaza al que ahora nos referimos, la LFP había creado en su día una Comisión compuesta por expertos de reconocido prestigio y acreditada profesionalidad en el ámbito del fútbol profesional para determinar el valor de la plaza de Primera División. La LFP todos los años  emitía a solicitud de parte una certificación en la que se hacía constar el valor de la plaza de Primera División. Y el señor LENDOIRO incluía ese valor certificado como un activo en la contabilidad del Club. Bueno, pues tanto el señor BORRAJO como el señor FERNÁNDEZ, actuando como ““fundamentalistas de la contabilidad” veían en esta correctisima actuación “un fraude a los intereses del Club”, que, como era claramente previsible, la juez rechazó completamente con el archivo de la denuncia, si bien tardó cuatro largos años en hacerlo debido, entre otras cosas, a las reiteradas actuaciones de ambos denunciantes.

çAhora, se produjo una venta de una plaza de Segunda División B en 452.022 € y como esta no es una categoría profesional la competencia corresponde a la RFEF a cuya Junta Directiva pertenecía el señor FERNÁNDEZ  ¿Cómo va a asentar este pago el Andorra en su contabilidad por algo que, según el señor FERNÁNDEZ,  tiene valor cero? ¿Presentará también denuncia el señor FERNÁNDEZ? ¿Por qué denunció al  Deportivo del señor LENDOIRO,  y no se atreve a denunciar por un hecho similar al Andorra de PIQUE? No estaría de mas una disculpa pública de estos dos oscuros personajes. Realmente no la esperamos, como tampoco la hemos esperado cuando en el mismo Juzgado afirmaban ambos con el mismo fundamentalismo contable, que Messi (probablemente el mejor jugador del mundo) a efectos contables valía cero, y eso en un mercado de miles de millones de euros.

Ya quedó muy claro en su momento que eso era un error monumental (más bien, una estupidez). Ahora queda igualmente claro que las plazas en las diferentes categorías y especialmente en el fútbol profesional tienen un valor, el que corresponda en cada caso, pero tienen un valor. Solo queda por reconocer que el uso gratuito del Estadio de Riazor también tiene un valor. Cualquiera con dos dedos de frente puede entender que si al Deportivo le dan el uso gratuito de cualquier recinto excepcional (tanto si es el estadio de Riazor, como si es la catedral de Santiago) eso es un activo que tiene un valor que hay que reflejar de algún modo. Bueno pues esto que entiende cualquiera, parece que estos dos personajes son incapaces de entenderlo (¿O si lo entienden, pero no les conviene reconocerlo?)

Afortunadamente estos dos personajes ya desaparecieron formalmente de la actualidad del Deportivo aunque no sin dejar un rastro fétido, de mala baba. Pero no desaparecieron del todo pues un hijo del señor BORRAJO está actualmente en la directiva de Paco Zas y, como es sabido,  FERNANDEZ es el mentor del propio Paco Zas y como tal ejerció en el vestuario de Mallorca. Merecen ambos (el hijo de uno y el pupilo del otro) un  margen de confianza, pero ha de ser una confianza vigilante; no puede ser de otra forma.

Las “mentiras tienen las patas cortas”  y se acaban cogiendo, aunque como en este caso, se tarde nada menos que cuatro años. Resulta que una plaza de Segunda “B” vale 452.022 € y una de Primera, según estos dos fundamentalistas de la contabilidad, valía cero. Lo mismo pasa con la Deuda de Hacienda que según los denunciantes se había también manipulado, pero de esto ya tendremos tiempo de hablar cuando reclamemos los 30 millones que “prima facie” faltan en las cuentas del Club correspondientes a las sentencias ganadas a Hacienda por LENDOIRO y por quien esto escribe y al embargo de Mediapro, que el señor FERNÁNDEZ no quiso descontar en el Convenio con Hacienda para poder seguir manteniendo su acusación contra el señor LENDOIRO y contra quien esto escribe, y que por el mismo motivo tampoco descontó en el contrato de préstamo que hizo con ABANCA.

Y resulta de ello que el Deportivo (o sea, los socios) estamos pagando, por una deuda que no tenemos y por los intereses de esa deuda que no tenemos. Y esto ni puede salir gratis, ni lo puede tapar Paco Zas.

2 comentarios

  • Carlos lopez

    No te lo crees ni tu,ya va siendo hora que en Coruña le dejen claro al personaje que sus cuentos no nos gustan porque son muy malos ,a ver si te vas para casita y no sales más mentireiro!!

  • Pepito

    No te enteras de una, esa “compra” de plaza como tu le llamas, no es una compra como tal sino que accedes a la plaza del Reus asumiendo su deuda. Esto lleva pasando varios años, hay que informarse mejor.

Responder a Carlos lopez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.