Cómo transportar tu vehículo

Descubre los preparativos para garantizar que el vehículo llegue bien a su destino

Con frecuencia nos encontramos ante una situación similar. Se ha adquirido un vehículo a muy buen precio pero está en otra localidad, o el vehículo está averiado en una ubicación diferente a la nuestra.

Puede ser que queramos disfrutar de la comodidad de nuestro vehículo propio durante unas vacaciones. O nos enfrentamos a un cambio de domicilio, que siempre lleva aparejada una situación de estrés, sobre todo, si hay que cruzar el océano. Para reducir los dolores de cabeza lo mejor es dejarse ayudar por una empresa que organice el transporte.

Para el transporte de vehículos la clave está en la distancia, el tipo de vehículo y sus dimensiones, porque las opciones pueden ser muy diferentes. Pero si se hace una búsqueda comparativa al final se muestra que unas opciones son claramente más eficientes que otras.

Conocer todas las posibilidades

La opción varía desde el camión portacoches, el camión individual cerrado o el transporte marítimo, pasando incluso por el tren (aunque en este caso mucho más limitado en combinaciones). Cabe incluso la posibilidad del transporte aéreo, pero está sólo disponible para algunos bolsillos.

En función de la que se elija, será más o menos flexible poder tener una fecha de entrega que nos interese. Un transporte más individualizado se adaptará más a las necesidades del propietario, pero ese servicio personalizado también conlleva un precio mayor que si se elige un transporte comunitario.

En la elección también influye si se trata de transporte de coches, en cuyo caso las opciones son algo más diversas o de transporte de motos, en principio más económico y un tanto más limitado, puesto que en este caso hay que confiar en una empresa de transporte que incluya esta modalidad.

Conseguir un presupuesto es tan sencillo como rellenar un breve formulario en una página web. Para ello se ha de tener claro, el modelo de vehículo, tipo y marca; así la empresa podrá hacerse una idea del peso y las dimensiones.

Unos consejos antes de facturar tu vehículo

Revisa y fotografía el estado del mismo porque será muy importante de cara a posibles reclamaciones. Es una de las razones que han de inclinar la balanza hacia una empresa u otra. Para ahorrarse disgustos es mejor invertir un poco más en una empresa que ofrezca garantías.

En la misma línea, se aconseja retirar todos los objetos de cierto valor que pueda haber en el interior, como los sistemas de navegación GPS o los reproductores de vídeo y en general cualquier tipo de accesorio que se pueda transportar por cuenta propia y evitar sorpresas.

Asegúrate de que el depósito está medianamente lleno y de que el vehículo funciona sin problemas. Si en algún momento un operario de la empresa ha de manejarlo, retrasará mucho el proceso si surge algún inconveniente de tipo mecánico o de combustible.

Por qué es tan importante invertir en profesionales con credibilidad

Un vehículo, ya sea coche o moto, si se ha llegado a tomar la decisión de llevarlo al nuevo destino es porque tiene un cierto valor. Por tanto es mejor que estén todos los aspectos contractuales bien cerrados y que las personas que vayan a realizar su carga, transporte y descarga sean buenos profesionales. Ten en cuenta que es posible contratar incluso un seguro de transporte.

La documentación: esa gran olvidada. Para la movilización de un vehículo se exige tener la documentación al día. E incluso si el destino es internacional se pueden exigir documentos concretos que hay que gestionar. Por eso es importante contar con una empresa seria que puede ofrecer una asesoría.

En definitiva, el transporte de vehículos puede no ser tan fácil, por lo que compensa confiar en una empresa seria y con experiencia, que incluya una garantía ante cualquier imprevisto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.