El incendio de Gran Canaria sigue sin control y afecta ya a 1.500 hectáreas

Durante la noche se han registrado rachas de viento de 70 km/h y se prevé que continúen durante el lunes. Preocupa la cabeza del fuego, desde Tejeda a La Aldea, que ha obligado a evacuar a más de 1.000 personas

El incendio declarado en la cumbre de Gran Canaria sigue fuera de control y la zona afectada ha aumentado de 1.000 a 1.500 hectáreas. El fuego se mantiene especialmente activo en la cabeza del incendio, desde Tejeda hasta La Aldea, donde los equipos de extinción luchan para hacer frente a vientos de hasta 70 kilómetros por hora y contra reloj porque una ola de calor afectará a la isla en unos días.

En una nueva rueda de prensa para dar cuenta de las tareas de extinción y la evolución del incendio, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado que la noche ha sido “especialmente dura”, pues si bien hasta las doce de la noche se pudo contener el fuego dentro del perímetro, alrededor de la una de la madrugada fue necesario evacuar el casco de Tejeda y barrios aledaños.

El perímetro del incendio sigue teniendo 23 kilómetros y el presidente canario ha destacado que no se ha producido ningún daño personal aunque sí hay algunas viviendas afectadas. “Estamos ante un incendio importante, con vientos que anoche fueron de 70 kilómetros por hora y que hoy también están alcanzando esta velocidad, y la previsión es que se mantengan”, ha dicho el presidente del Gobierno insular.

Ángel Víctor Torres ha añadido que a partir de las dos de la mañana se pudo contener que el incendio fuera a más, pero con la llegada de la luz del día se ha comprobado que el perímetro de la zona afectada sigue siendo de 23 kilómetros, si bien ha aumentado de 1.000 a 1.500 hectáreas. En cualquier caso, ha advertido que el balance “podía haber sido bastante peor”.

No obstante, la extinción completa podría verse afectada en los próximos días debido a las condiciones climáticas. “La previsión es que llegue a Canarias una ola de calor, lo que dificultará las labores de extinción”, ha asegurado el presidente canario. “No es una buena noticia”, ha valorado.

La cabeza del incendio, descontrolada

Preocupa especialmente la cabeza del incendio, que va desde Tejeda hasta La Aldea. Es la zona más activa del fuego, donde se van a intensificar los trabajos durante la jornada del lunes. No van a ayudar el viento y las temperaturas, que si bien no son altas, existe insolación en la zona que secará con mayor rapidez el agua empleada en las labores de extinción.

“La cabeza del incendio desde Tejeda hasta la Aldea está descontrolada, aunque lo han calmado los medios aéreos”, ha detallado Federico Grillo, director técnico de emergencias del Cabildo de Gran Canaria, “el objetivo es meter medios humanos para tenerlo controlado durante el día de hoy”. “Lo bueno es que no evoluciona de manera agresiva”, ha añadido.

“De cara a la ola de calor, tenemos todavía unos cuantos días”, ha valorado, y ha adelantado que “se va a trabajar mucho en el perímetro de incendio y el interior se va a dejar abandonado“.

Grillo ha asegurado que “el potencial sigue siendo alto por el fuerte viento y la insolación de los distintos sectores en los que se actúa, donde los reinicios mantienen en jaque a los operarios” de los servicios que trabajan en el lugar.

Más de 1.000 evacuados

Durante la pasada noche, el fuego ha obligado a desalojar a otras 125 personas que pernoctaban en los municipios de Tejeda y Artenara, donde el viento ha dificultado las labores de extinción.

Sin embargo, la meteorología ha complicado en las últimas horas la situación, especialmente en Tejeda, donde se han llevado a cabo la evacuación del pueblo y de barrios del municipio como El Rincón, la Hera del Haro, Degollada de Tejeda, El Espinillo, La Solana, El Chorrillo, Los Majuelos, La Culata y Cuevas Caídas, según ha informado el 112. También han sido desalojados esta noche vecinos del barrio de Coruña, en Artenara.

En las labores de extinción participan unas 600 personas, según ha detallado el Ejecutivo canario. Once helicópteros, un avión y un hidroavión conforman el dispositivo aéreo de lucha contra el fuego, si bien este último, perteneciente al Ministerio de Agricultura y que llegó en la tarde del domingo a la isla, ha sufrido una avería, por lo que se ha solicitado el envío de otra aeronave similar, que podrá comenzar a descargar agua en las zonas afectadas a partir de las 15:00 horas de este lunes.

El hidroavión averiado, con un problema eléctrico, se encuentra en la base aérea de Gando. Si consiguen repararlo a tiempo, el dispositivo podría contar con dos hidroaviones para combatir el fuego.

Carreteras cerradas

El Cabildo de Gran Canaria ha actualizado las carreteras que se encuentran cerradas actualmente debido al fuego en la isla en su cuenta de Twitter donde expone que actualmente la GC-21 se encuentra cerrada al tráfico entre el punto kilométrico 33+700 en el cruce de Los Garajes y el punto kilométrico 39+900, final de la GC-21 (Artenara).

Asimismo, están cerradas la carreteras GC-150 en el punto kilométrico 5+500 en Cruz de Tejeda hasta el punto kilométrico 12+700 en Pinos de Gáldar; y la GC-210 en el punto kilométrico 0+000 al 6+000 Tejeda-Artenara.

Por su parte, las carreteras GC-220 y la GC-702 se encuentran abiertas al tráfico.

Fuente: RTVE.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.