Julio fue es el mes más caluroso de la historia, según el servicio europeo Copernicus

El mes de julio de 2019 superó al de 2016 en 0,04 grados centígrados, según el proyecto europeo

Las pruebas de que julio fue el mes más caluroso de la historia se acumulan: apenas unos días después de que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) apuntara a que, a falta de las últimas mediciones, el mes pasado se perfilaba como el más cálido desde que se tienen registros, el Programa Copernicus de la Unión Europea ha ratificado este lunes que, según sus datos, la temperatura media de la Tierra fue la más elevada en un solo mes, superando la marca establecida en julio de 2016.

Este proyecto, sustentado por la Comisión Europea, afirma que sus datos señalan que en julio de 2019 se superó el récord de altas temperaturas registradas, marca que antes otentaba el mismo período en 2016. Así lo ha confirmado en sus redes sociales Jean-Noël Thépaut, director de Copernicus: “El mes de julio es generalmente el mes más caluroso del año en todo el mundo pero, según nuestros datos, el mes de julio de 2019 ha sido el más caluroso jamás medido, por poco”, explica Thépaut.

Jean-Noel Thepaut@JeanNoelThepaut

Consolidated numbers from about the exceptional July 2019 are now available:http://bit.ly/2Kh2OY8 @CopernicusECMWF

Ver imagen en Twitter
Si se comparan ambos meses, el de 2019 sobrepasa en 0,04 grados centígrados al de 2016, año que concidió con “El Niño”, un fenómeno que tiene lugar de dos a siete años y que consiste en el calentamiento de las aguas del océano Pacífico. Con esta confirmación, los científicos aseguran que se trata de la última muestra de que el cambio climático es una realidad. “Con la continúa emisión de gases de efecto invernadero y su impacto en el aumento global de las temperaturas, los registros continuarán batiéndose”, insiste Thépaut.

Falta de consenso

Si bien estos datos no dejan lugar a dudas, el resto de organizaciones no recogen las temperaturas de la misma forma que el proyecto europeo. Por tanto, se corre el riesgo de que no todas alcancen las mismas conclusiones, como bien dejan claro al final del estudio. Por ejemplo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), por el momento, no ha publicado sus conclusiones para este citado mes.

Según Copernicus, en julio de 2019 la temperatura alcanzada fue más alta en 0,56 grados centígrados con respecto al período comprendido entre 1981 y 2010. Esto supone hablar de 1,2 grados centígrados por encima del nivel preindustrial, la línea de refencia que emplean los expertos climáticos dentro de las Naciones Unidas. “Siempre ha habido veranos calurosos, pero este no es el verano de nuestra juventud, no es el verano de nuestros abuelos“, comentó hace unos días el secretario general de la organización, António Guterres. Las únicas zonas que están por debajo de este índice son la mitad oeste de Candá, partes de Asia y la Antártida.

El Programa Copernicus, un proyecto coordinado y manejado por la Comisión Europea, colabora con los distintos miembros de la Unión Europea, así como con otros organismos como la Agencia Espacial Europea (ESA) o el Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (ECMWF), para seguir la evolución del clima en Europa y en el resto del planeta.

Julio en el mundo

Aunque la ola de calor ha sido corta durante este año, en Europa ha azotado a países como Alemania, Holanda y Bélgica, donde han comprobado cómo los termómetros alcazaban las cifras más altas en la historia. Para Copernicus, en Asia, Alaska, Groenlandia y algunas zonas de Siberia las cotas han sido las más elevadas de los últimos años.

A pesar de ello, 2016 sigue siendo el año más cálido registrado, con una temperatura global de 0,63 grados centígrados por encima de la media 1981-2010. Es más: desde octubre de 2015 hasta septiembre de 2016, los termómetros registraron 0,66 grados centígrados más que en el perído de referencia mencionado.

Así, 2017 fue el segundo más caluroso, con 0,54 grados centígrados por encima, seguido de 2018, con 0,46 grados centígrados. Siguiendo esta tendencia, la Organización Meteorológica Mundial augura que 2019 será uno de los cinco años más calurosos desde que se tienen datos.

Fuente: RTVE.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.