La huelga de transportistas de Portugal deja gasolineras desabastecidas y colas en las estaciones de servicio españolas

Este lunes los camioneros de materias peligrosas de Portugal han comenzado una huelga indefinida. El 15% de las gasolineras del país vecino tenían problemas de abastecimiento este lunes por la mañana

Decenas de gasolineras portuguesas sin carburantes -unas 430, alrededor del 15% del total- y colas en las estaciones de servicio españolas situadas en la frontera con el país luso son las consecuencias más evidentes de la huelga indefinida de transportistas de materias peligrosas que vive desde este lunes Portugal.

Durante la huelga, por la que se ha decretado la alerta por emergencia energética hasta el 21 de agosto, los coches solo pueden echar hasta 25 litros de combustible. Eso, unido a que en España es más barato, ha provocado colas en las gasolineras españolas de la frontera, sobre todo las de Huelva, ya que los principales problemas se presentan en el sur de Portugal.

Los transportistas han vuelto a la huelga tras los primeros paros del pasado mes de abril porque la patronal del sector, Antram, no ha subido los salarios como se comprometió tras la última protesta.

El Gobierno amenaza con desplegar el Ejército

Los servicios mínimos decretados por el gobierno son del 100% en los sectores prioritarios -como aeropuertos, puertos, servicios de seguridad, bomberos y emergencias médicas-, del 75% para el transporte público y del 50% para el suministro general de ciudadanos.

Pese a que el sindicato de transportistas había anunciado que dejarán de cumplirlos al considerar que su paro ha sido saboteado en las primeras horas, el primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, ha asegurado que sí que se están cumpliendo y que la huelga transcurre con “enorme civismo y normalidad”.

El eventual incumplimiento de los servicios mínimos había sido fijado por el Gobierno como línea roja para intervenir la huelga, y desplegar a agentes de las fuerzas de seguridad y militares para que conduzcan los camiones cisterna.

Además, el Ejecutivo del socialista António Costa avisó con que no descartaba tampoco recurrir a la requisición civil, un instrumento legal extremo que obliga a trabajar a los huelguistas que sean necesarios para asegurar el funcionamiento de los servicios esenciales.

Fuente: RTVE.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 18 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.