Lo que no debes olvidar cuando sales de viaje con tu coche

Viajar en coche es toda una aventura. No hay nada como la emoción que produce crear un itinerario propio, llegar a sitios alejados del turismo y descubrir otros que ni siquiera se habían imaginado al inicio del trayecto. Pero para que todo salga bien y la experiencia sea de 10 conviene tener en cuenta algunos consejos a llevar a cabo cuando sales de viaje con tu coche.

Preparar la documentación, revisar el vehículo o elegir la mejor hora para viajar son algunos de ellos…

Documentación del vehículo

La primera ‘maleta’ que debes hacer. Hay que llevar la documentación en el coche. Papeles del seguro, carné de conducir de todas las personas que vayan a ponerse al volante, sello de circulación, ITV… Todo lo necesario para, si es preciso, justificar que tanto el vehículo como los conductores están en una situación óptima y pueden circular.

Revisión del vehículo

Luces, niveles del líquido de freno, del agua del radiador, calidad del aceite, peso del aire en las ruedas… Todo debe estar en perfecto estado. De hecho, conviene visitar al mecánico si el viaje va a ser largo y se tienen dudas sobre la ‘salud’ de nuestro coche. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar. ¡y más en medio de unas vacaciones!

Planificación del viaje. Ruta y horarios

Es cierto que un viaje es un plan pensado para el disfrute y el ocio y que a nadie le apetece crear un horario como en el trabajo o en el día a día, pero llevar un mínimo control es la mejor manera de que la aventura no se vaya por la borda. Marca el itinerario general y algunos horarios aproximados (sobre todo marcar la distancia entre dos puntos de la ruta) ayudará a hacerse una idea del día a día del viaje. Y siempre se está a tiempo de cancelar algún plan por una visita inesperada o por querer estar más tiempo en un punto del camino.

Evitar sobrecarga del vehículo

Llenar el maletero hasta los topes y meter bolsas en cada milímetro vacío de habitáculo donde van los pasajeros no puede ser otra cosa que un error. Además de que haremos sufrir al vehículo más de la cuenta, pueden verse afectadas algunas características de la conducción, como la distancia de frenado, hecho que puede provocar accidentes indeseados.

Descanso cada dos horas

Lo importante es llegar, y muchos son los estados que fijan el tope de conducción sin descanso en dos horas. Conviene hacer caso a la advertencia: después de ese tiempo la atención merma y se pone en riesgo la vida propia y la de los demás. No hay motivos para fastidiar un viaje por alargar unos minutos más la conducción. Para, descansa y continúa. Y si es posible, deja que otros te releven.

Seguridad vial

Atender a las señales, cumplir rajatabla con el reglamento y aprender las distintas señalizaciones que podrás encontrar en otros países (si es tu caso) es otra tarea obligatoria a la hora de emprender un viaje en coche. Evitarás sorpresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.