Reflexiones de Manuel Tato. Agosto, Leo y el perdón

Tras un largo paseo a mediodía por la Marina, como tengo por costumbre, acompañado por mi fiel mascota y amigo Pucho, meditaba ¿Por qué cuesta tanto pedir perdón?

Perdón se pide sintiendo vibrar las cuerdas del alma y corazón, no importa quién hubiese tenido la culpa. Se pide porque el orgullo no es de personas cabales. Siempre creí y mantengo, que de nada sirve tener la razón, si no eres feliz.

Agosto, un mes de reflexión.

Han pasado cuatro días del mes de agosto. Un mes tal cual fuese “Verano Azul”, los días menguan y las noches se alargan, donde el silencio nos hace pensar, recapacitar y ver las cosas de otra manera, sin el estrés diario. Tiempos de limpieza espiritual y psicológica.

Agosto termina con la llegada de septiembre y como si de un escolar se tratara, nos preparamos la vuelta al curso, proyectos, matriculaciones o cambios laborales.

Agosto es el mes de los Leo, personas fieles a su estilo, ganadores, emprendedores y amigo de sus amigos. Los Leo no mienten, su nobleza no se lo permite, son personas de códigos y principios, de corazón, pero saben cuándo les mienten, hacen frente a las situaciones difíciles y son valientes ante la adversidad. No le gustan los silencios, tampoco los problemas, ayudan y dan sin pedir nada a cambio, de fácil diálogo y comprensión. Un Leo es observador, amable y con carácter, ese que a veces lo traiciona, pero directo.

Un Leo no necesita princesas, simplemente cree en la reina, amante de despertares, son fieles a su estilo y la elegancia de ser hombre de una sola mujer.

Agosto, un mes en donde a la orilla de la mar sube inundando los arenales en alguna marea viva. Evoca tiempos pasados en los recuerdos, le  hacen extrañar situaciones, esas que le gusta escuchar…. Está todo bien, los tranquiliza y por muchas tormentas o dificultades, estará para tenderte la mano.

Un Leo, es esa persona que esboza su mejor sonrisa ante las dificultades, es sentimental, firme en convicciones y jamás le tiembla la mano al tenderla, jamás juzga nada ni a nadie, el respeto hacia los demás es infinito, Es un guerrero de la verdad, tolerancia, respeto, que lucha por sus convicciones, con elegancia y señorío, por esa razón, es amigo de batallas cuando personas de su entorno necesitan un escudo y el primero en estar a tu lado en la guerra.

Agosto, un mes en el reino de los Leo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.