Las ventajas de ser estudiante universitario en Pamplona

En la capital navarra se encuentran dos de las universidades más prestigiosas de nuestro país. Recibe miles de estudiantes cada año de diversas procedencias, que necesitan alojarse cerca de los campus. Campushome, pone a disposición pisos tutelados para estudiantes en Pamplona, de forma que encuentren las condiciones óptimas para obtener excelentes resultados académicos.

Para aquellos estudiantes que nunca han tenido la experiencia de vivir de forma independiente, resulta de gran ayuda poder residir en un piso que cubra todas sus necesidades y que aporte cierta continuidad en el estilo de vida.

De igual forma para aquellas personas que se acercan a estudiar a Pamplona procedentes de otros países y culturas, que necesitan un tiempo para adaptarse a las costumbres locales y que no conocen aún las condiciones de vida de esta ciudad.

Pamplona es una ciudad norteña de tamaño medio, que se ha rejuvenecido gracias a la vida universitaria. Estudiantes de todas las partes del mundo, conviven en un ambiente cultural y de ocio que la llenan de vida. Todas las facilidades de cualquier ciudad como centros comerciales, teatros, cines, bares, discotecas, etcétera a poca distancia de las zonas universitarias.

Una de sus mayores ventajas son sus inmejorables comunicaciones, dispone de un buen servicio público de transporte, lo cual se hace imprescindible en el día a día de un universitario. En cualquier caso, lo ideal es poder alojarse en un piso próximo a los centros de estudio, como los que ofrece Campushome a escasos minutos a pie de la Universidad de Navarra.

Disfrutar de una de las mejores gastronomías que podemos encontrar hoy en día, a base de bares de tapas, es otra manera de conocer una ciudad como ésta. Además, será una magnífica excusa para relacionarse con estudiantes de otros países y conocer de primera mano las costumbres locales.

Como es de suponer en una ciudad universitaria, la oferta de ocio nocturno es amplia y variada. Desde las zonas de bares más tranquilas del casco viejo, hasta las discotecas de moda situadas en la zona de San Juan. A esto hay que añadir las fiestas de Pamplona, por supuesto los sanfermines y otras celebraciones típicas.

Por otro lado, la ciudad también brinda rincones únicos para visitar como la famosa calle estafeta, monumentos históricos y religiosos, así como ejemplos de arquitectura española. Además, por Pamplona transcurre un tramo del camino de Santiago desde la Edad Media, comenzando en el puente de la Magdalena.

La oferta cultural es parte esencial para un buen desarrollo académico, y en este sentido Pamplona tiene un gran cartel. Desde la danza típica hasta ciclos de teatro universitario, cine, arte en la calle, música, exposiciones, todo tipo de museos y por supuesto las bibliotecas, la segunda casa del estudiante.

Por todo esto, es necesario vivir en un lugar y en un entorno que permita al universitario concentrarse en el estudio, compartiendo con otras personas afines, con los mismos intereses, que no son otros que mantener una excelencia académica, disfrutando de una de las mejores ciudades universitarias que pueda haber en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.