Los españoles, muy concienciados con el cambio climático pero poco conscientes de su responsabilidad

Creen que los principales causantes del calentamiento son las empresas, el Gobierno y otros países. Es la conclusión de un trabajo realizado por el Instituto Elcano, que demuestra la elevada conciencia ambiental en España

En España ya casi nadie niega que el cambio climático exista. Tan solo un 3% de la población. Y además, el 92% parece tener claro que el ser humano es el responsable de este fenómeno. Son datos de la encuesta Los españoles ante el cambio climático, realizada por el Real Instituto Elcano, en la que se pone de manifiesto que la conciencia ambiental en España es media-alta, similar a la de otros países desarrollados occidentales.

Sin embargo, los ciudadanos españoles son menos conscientes de su propia responsabilidad en el calentamiento global, y creen que los principales causantes son las empresas (72%), el Gobierno (69%) y otros países (67%). Solo un 54% de los encuestados ejerce la autocrítica al respecto, y además hay una diferencia significativa entre mujeres (61%) y hombres (47%). “Somos poco conscientes de nuestra responsabilidad como consumidores”, valora Carmen González, una de las investigadoras principales del estudio.

Un 37% de los encuestados percibe el cambio climático como la mayor amenaza a la que se enfrenta el planeta, mientras que un 19% cree que es la segunda en importancia. Además, existe un conocimiento alto sobre este fenómeno, algo a lo que ha contribuido significativamente la confianza depositada en la comunidad científica.

Ciencia por encima de política

“Los mensajes científicos están calando en la sociedad española“, asegura Carmen González, “los españoles consideran que la opinión de los científicos, sus conclusiones, deben prevalecer sobre el criterio no estrictamente científico que tengan los políticos”. Aunque la investigadora matiza que esta afirmación “hay que ponerla en el contexto de la gran desconfianza de la sociedad española hacia los partidos políticos”.

En este sentido, un 81% cree que el Ejecutivo español no hace lo suficiente para luchar contra el cambio climático. Y tampoco hay mucha diferencia entre la ideología de los encuestados, que fluctúa entre el 83% de aquellos que se definen como de izquierda y el 72% de los que lo hacen como de derecha.

La investigación destaca que el 89% de los españoles cree que los bancos deberán invertir principalmente en proyectos o empresas que no aumenten las emisiones y el 87% espera que la electricidad que se produce debería proceder de fuentes renovables tan pronto como sea posible, aunque tuviese que pagar más por ella.

Aumento del impuesto de circulación

Casi el 60% de los entrevistados estaría dispuesto a pagar más en el impuesto anual de circulación para prevenir el cambio climático y sus efectos. Del total de españoles dispuestos a pagar más, destaca la diferencia en cuanto al nivel de educación e ideología política entre ellos: el 65% tiene un nivel educativo superior frente a un 52% con estudios obligatorios. Al mismo tiempo, son los votantes de partidos de derechas los más reticentes a este incremento.

El nivel de conciencia ambiental en España es de 3,69 puntos en una escala de uno a cinco, una cifra muy similar a la registrada en otros países desarrollados y occidentales. El trabajo del Instituto Elcano pone como ejemplo a Suecia (4,22 puntos), Estados Unidos (3,81) y Noruega (3,69).

Ley de Cambio Climático

Además, un 93% piensa que España debería tener ya una Ley de Cambio Climático y Transición Energética, algo a lo que se comprometió en el Acuerdo de París de 2015.

Para esta futura ley, los encuestados apoyan medidas como el establecimiento de objetivos de reducción de emisiones sectoriales, la neutralidad en carbono, la creación de un comité científico independiente, la participación ciudadana en las decisiones sobre políticas climáticas, la transición hacia fuentes de energía renovables o la reducción en el uso de vehículos con motores de combustión interna.

El estudio revela que el 94% está a favor de que España dedique parte de sus presupuestos para compensar daños como olas de calor, sequías e incendios forestales; aunque el 89% solo estaría destinar una cantidad inferior a los 600 euros.

El 71% de los españoles apoya que el Estado financie nuevas formas de energía, y un 56% se muestra dispuesto a pagar más impuestos por emisiones de CO2.

Finalmente, respecto a la prolongación de la vida de las centrales nucleares, únicamente el 24% de los encuestados se declara a favor de alargar su vida tanto como sea posible.

Fuente: RTVE.es (SAMUEL A. PILAR)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.