¿Puede reducir el deporte la ansiedad?

La sociedad actual cada vez utiliza más las casas de apuestas al estilo de 888Sport.es para jugar con resultados de fútbol y demás prácticas deportivas. Este crecimiento se relaciona también con el aumento de las ganas de hacer deporte. Esto sucede porque conocemos de una manera más consciente la necesidad de este complemento y los beneficios que pueden traer a las personas que lo practican. Así pues, en este articulo nos centraremos en explicar las posibles ventajas que encontramos en el deporte y su posible cura para enfermedades mentales como la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

Antes de explicar los beneficios del deporte, nos gustaría tirar de antecedentes y explicar qué es la ansiedad. Pues bien, esta enfermedad mental afecta a aquellas personas con un desequilibrio químico en el cuerpo. Los que no cuentan con la cantidad exacta de hormonas pueden tener un exceso o falta de ellas y así se empezaría a desarrollar ansiedad o depresión.

Esto suponiendo que las causas o el origen se remonten a las hormonas. Decimos esto porque también hay otros motivos que pueden desencadenar en ansiedad. Estas causas pueden ser de nivel afectivo (un trauma personal o una crisis existencial), de nivel familiar (una pérdida de un ser querido o problemas económicos en casa) y de nivel cognitivo (la persona lo desarrolla por un miedo continuo, pero sin causa o motivo predominante).

Esta última es muy importante identificarla porque puede parecer que la persona en cuestión esta “enloqueciendo” cuando realmente no es así. Lo que sucede es que una situación determinada le crea un miedo y unos síntomas físicos muy desagradables, por lo que el individuo relaciona situaciones con problemas físicos, volviendo el miedo y las sensaciones complicadas cada vez más agresivas y más difíciles de controlar.

Los síntomas más frecuentes son vómitos, náuseas, mareos, taquicardia, desorientación, temblores y pánico por todo lo que sucede alrededor. También existen diferentes trastornos de ansiedad diferenciados entre sí por los síntomas y por la frecuencia, como por ejemplo ansiedad social, agorafobia (miedo a salir de casa) o trastorno de ansiedad generalizada (una especie de ansiedad cronificada y más complicada de tratar).

El deporte y la ansiedad

Efectivamente la ansiedad sí se puede tratar con deporte. Practicar ejercicio sirve para mejorar problemas físicos, pero por supuesto también contribuye a que los problemas mentales se reduzcan o se eliminen. Esto sucede porque el cuerpo vuelve a tomar conciencia de sí mismo y la relajación hará que la persona en cuestión tenga el control absoluto de su vida y de las situaciones peligrosas.

Existe la falsa creencia de que hacer deporte puede empeorar los síntomas y de que hasta que no estemos recuperados no podemos hacer nuestra vida normal. Esto es erróneo porque es justamente lo contrario de lo que debemos hacer. Primero comenzamos con hacer nuestra vida como si no pasara nada, y con el tiempo, nos encontraremos mejor.

Nos gustaría finalizar este artículo con la conclusión de que el deporte aumenta la regulación química del cuerpo, ayudando a que las enfermedades mentales o físicas se vean tratadas de manera natural con este método deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.