Al RC Deportivo se le apagaron las luces y camina hacia el pozo de Segunda B

Alexandre Soto

El Deportivo no levanta cabeza, o lo que es peor, aún hundidos en el pozo de la tabla clasificatoria, la sensación que da el equipo a sus fieles aficionados, es que no se ha tocado fondo y puede mejorar, es el estribillo de los que solo ven el árbol.

Desde el calentamiento se veía venir, Luis Cesar tampoco ha sido capaz de dar con la tecla para cambiar ya no todo lo negativo, si no aunque sea un mínimo a un equipo que cada fin de semana rompe rachas y estadísticas históricas, pero negativas.
A pesar del mal juego de los coruñeses, el partido transcurría tranquilo y todo hacia indicar que se llegaría al ecuador del encuentro sin goles, pero a cuatro minutos para el final de la primera parte Mikel remataba un corner a placer, dejando en evidencia una vez mas la defensa blanquiazul.
Los segundos cuarenta y cinco minutos no fueron mucho mejores, cierto es que la situación no acompaña y mas allá de profesionales, son personas y que con esta presión es muy difícil jugar. Demostrado quedó cuando el cancerbero Dani Gimenez, de lo poco salvable esta temporada, salia a por un balón fuera del área sin aparente peligro, pero midió mal y Sadiku aprovechó el error del gallego.
Ahora el Deportivo tendrá dos encuentros lejos de Riazor, en los que deberá salir a por los seis puntos, si no quiere verse de lleno en lucha por no descender a una 2B que cada vez da mas miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.