RC Deportivo. Paco Zas pide tranquilidad. Sálvese quien pueda. Mujeres y niños primero. Por Germán Rodríguez Conchado

El pasado día 30 de Septiembre el presidente del DEPORTIVO, PACO ZAS, ha dado una rueda de prensa en la que ha tratado de transmitir una sensación de tranquilidad y de normalidad, tras el desastre del equipo ante el Mirandés. La intención era buena, lo malo es que para transmitir esa sensación de tranquilidad se ha visto obligado a mentir. Y eso es sumamente grave.

Creo que PACO ZAS es un “buen tipo” y creo que simplemente ha cometido un error disculpable, como es aceptar el caramelo envenenado que le ofreció ladinamente TINO FERNANDEZ (este es el peligroso) en forma de la presidencia del DEPORTIVO. Es comprensible y disculpable que PACO ZAS, en la situación en que estaba, aceptara el ofrecimiento y que se sienta satisfecho de sí mismo (todo el mundo tiene su cuota de vanidad) por sentarse en la presidencia. Pero no pasemos de ahí y reconozcamos la realidad. Es un hecho palmario que ZAS no puede con este DEPORTIVO. La culpa no es de él, es de FERNANDEZ, que se sirve de él para esconderse del fracaso que provocó, él simplemente se ha equivocado al aceptar ese puesto y eso ya digo que no es reprochable.

Pero lo que no puede hacer ZAS es mentir para mantenerse en el cargo, porque si miente, si recurre a la mentira, engañando a la afición,  entonces la cosa cambia y el único responsable pasa a ser él, únicamente él. Porque el error no deshonra (“errare humanum est”), pero el engaño, sí;  por eso es una gran torpeza tratar de encubrir un error con un engaño. 

Y en esta rueda de prensa ha mentido. Ha mentido cuando ha afirmado que “el club es viable incluso en Segunda División B” (La Voz de Galicia. 1.10.19 pág. 32). Sabe que eso no es verdad. Sabe que  hay un Convenio de Acreedores que hay que cumplir. Y sabe que si no se cumple ese Convenio de Acreedores, el club entrará en fase de liquidación porque lo dice así el artículo 142 de la Ley Concursal. Y sabe que en Segunda B ese Convenio no se puede cumplir. Y si seguimos en Segunda varios años más, tampoco.

El Convenio de Acreedores que hay que cumplir, dice que los Créditos Ordinarios que hay que pagar son 20 millones de euros (aparte otros 20 millones de Créditos Subordinados) y además los Créditos Privilegiados (Hacienda) que se pagan con el préstamo de ABANCA que, según dijo en esa misma rueda de prensa son 4,5 M € en Segunda División. En esta situación, resulta que de un presupuesto como el de esta temporada de 11 millones de euros, tenemos que sacar 4,5 M € para pagar a ABANCA (deuda privilegiada), más 0,7 M € para pagar la deuda concursal (créditos ordinarios), con lo cuál estamos en un presupuesto operativo de 5,8  millones de euros. Y en esos 5,8 M € hay que incluir la parte que corresponde al DEPORTIVO en los derechos audiovisuales de la LFP para la Segunda División conforme al R. D. Ley 5/2015 que, a falta de datos que ZAS no ha dado, se estima prudentemente en 1,2 M € que en Segunda B no se cobra, y por tanto nos quedaríamos en 4,6 M €. Se desconoce (porque se oculta el dato) cuantas temporadas permite el préstamo de ABANCA el pago de 4,5 M €, porque si se supera ese número de temporadas (si lo hay), entones habrá que pagar 8 M € al año (DXT, 2.10.19, pág. 3) y  nos quedaría un presupuesto anual disponible de 1,1 M € lo que supone la quiebra total.

El problema esta en que para llegar a la cantidad más favorable de 4,6 M € hay que mantener el actual nivel de ingresos por abonos y  publicidad, y eso es totalmente imposible, porque los actuales precios que son similares a los que había en Primera División (-10%), no se pueden mantener en Segunda B pues no se puede pagar lo mismo por ver al Madrid y al Barcelona que al Coruxo o al Marino de Luanco. Con todo ello, resultaría totalmente imposible el pago de la deuda y por lo tanto, se incurriría en situación de liquidación.

El Convenio de Acreedores se hizo sobre la base de que durante las 17 temporadas de su duración el DEPORTIVO estaría un máximo de cuatro temporadas en Segunda División, 11 temporadas en Primera y las dos primeras, de carencia. En Segunda División tendría que pagar 0,75 M € por la deuda ordinaria y en Primera 1,5 M €.  Han transcurrido seis años y ya llevamos tres temporadas de Segunda División. Después de la próxima, todas las temporadas hasta 2.030, debemos  pagar 1,5 M € que unido a los 4,5 de ABANCA en Segunda División (¿Cuantas temporadas de 4,5 nos permite ese préstamo?) son 6 M €. y si superamos el límite de pagos de 4,5 (si lo hay, que seguramente lo hay) serían 9,5 M € al año  ¿De dónde los va a sacar ZAS?

Quizás sea oportuno recordar ahora el lamentable “discurso de investidura” que pronuncio ZAS en el momento de ser proclamado presidente y en el que criticó duramente y sobre todo inoportunamente, la deuda generada por LENDOIRO. Esa deuda se generó por haber sido campeones de todo y haber paseado triunfalmente por Europa durante más de diez años, pero sobre todo esa deuda tenía una red protectora que era el Concurso de Acreedores, que funcionó perfectamente, tal como estaba previsto por LENDOIRO. Ahora ZAS no tiene la red protectora del Concurso de Acreedores, y además no esta cumpliendo con el Plan de Viabilidad (ya no lo cumplía TINO FERNÁNDEZ) y por tanto esta incumpliendo el Convenio de Acreedores. Si no es capaz de cumplir con los pagos del Convenio, se convertirá en el enterrador del Deportivo. ¿Entienden ahora por qué lo puso TINO FERNÁNDEZ?

Y siendo esto así como así es, o bien ZAS  miente como un bellaco para alargar lastimosamente su presidencia, o a estas alturas (cinco meses) de su nombramiento  no tiene ni puñetera idea de lo que tiene entre manos, lo que sería mucho más grave.

En cualquiera de los dos casos, o se cambia de presidente a tiempo o vayan arriando los botes salvavidas y respeten la antigua ley del mar: las mujeres (con permiso de las feministas) y los niños, primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.