Whatsapp, lo que se escribe se lee. Por María Isabel Blasco Robert. Abogada en A Coruña en el despacho Maiblar Abogados.

Abogada en A Coruña en el despacho Maiblar Abogados.

E-mail: maiblar@icacor.es

¿Os habéis parado a pensar la cantidad de veces a lo largo del día que nos comunicamos por whatsapp? Son muchas las personas que utilizan este medio para estar en contacto. De hecho, a veces se usa más, incluso más que la propia llamada de teléfono.

Una vez dicho esto, os aconsejo que tengáis mucho cuidado con lo que ponéis porque como bien dice el título, lo que se escribe, se lee, y muchas veces sin darnos cuenta dejamos constancia de lo que hemos hablado.

Así ocurrió, que un inquilino quiso alquilar una vivienda de unos propietarios que residían fuera de la localidad y otorgaron sin saberlo un contrato de arrendamiento en el que  fijaron, entre otras condiciones, la duración del contrato de arrendamiento y el precio, llegando incluso a enviar el DNI y la cuenta corriente en la que ingresar las mensualidades.

El inquilino ocupó la vivienda y transcurridos unos meses sin pagar la renta, iniciaron el correspondiente procedimiento judicial para echar al inquilino. En el juicio presentaron como prueba de la existencia del contrato los whatsapp enviados con la finalidad de demostrar que había un acuerdo en cuanto al arrendamiento y el juez de Vigo que juzgó el caso, dictó sentencia reconociendo que los mensajes enviados por este medio tenían la condición de un contrato verbal válido entre las partes.

No debemos olvidar que los mensajes de whatsapp pueden ser manipulados, por lo tanto este medio de prueba, que es muy utilizado en los juicios, deberá ser presentado de forma correcta demostrando que no ha existido fraude en su presentación, para que puedan ser admitidos como prueba.

Otro asunto diferente, aunque relacionado, es el tema de la suplantación o robo de identidad. Lamentablemente, un hacker puede suplantar o robar la identidad de un tercero y crearnos muchos problemas. Así que cuidado con los mensajes que contestamos.

En cuanto a la forma que deben presentar los contratos, nuestro código civil establece que los contratos serán obligatorios, cualquiera que sea la forma en que se hayan celebrado, siempre que en ellos concurran las condiciones esenciales para su validez, así que os diré que independientemente de la forma, los contratos verbales son válidos y existen. El único problema es que muchas veces es muy difícil probar su existencia.

Página web: maiblarabogados.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.