@CetmTransporte. José María Quijano: “Señores de SEOPAN, ¡un poco de por favor!”

Recientemente he leído una entrevista realizada por ABC a Julián Núñez, presidente de la patronal de las grandes constructoras y concesionarias (Seopan), con motivo de la celebración de la jornada «Infraestructuras para mejorar la movilidad en Madrid», organizada por este medio.En el prólogo de esta se destaca, como uno de los mensajes que transmitió en el encuentro, que “las infraestructuras son un elemento vital para redistribuir las políticas sociales”. Esperamos que dentro de esa redistribución haya tenido en consideración al sector de transporte de mercancías por carretera y a las más de

600.000 personas que trabajan y dependen de esta actividad, porque si lo que se pretende, por el contrario, es que el sector pague las facturas de las fiestas de otros, que no cuente con nosotros.

Las infraestructuras son un elemento fundamental para la política de cohesión territorial que, a su vez, nos lleva a la cohesión social y económica. La inversión en infraestructuras viarias y el mantenimiento de estas es indispensable para el desarrollo económico y social del país. Los sectores productivos dependen del transporte para acercar los productos a los mercados, generando riqueza y prosperidad para la sociedad y el país en su conjunto, y por ello el Estado y las CC. AA deben dotar los fondos presupuestarios suficientes para garantizar la existencia de una red viaria adecuada a las necesidades del país.

Ante la pregunta sobre la polémica suscitada sobre unas palabras del ministro Ábalos, sobre la opción de implantar el pago por uso en las autovías, el Sr. Núñez contesta que Seopan ya plantea esa filosofía desde 2005 y, por otro lado, afirma que “la realidad es que hoy los contribuyentes ya están financiando estas infraestructuras, aunque no utilicen su coche y hay que priorizar gastos sociales como la educación, la sanidad”.

Ante esta afirmación, cabe preguntarse cómo se puede construir semejante argumento cuando se sabe perfectamente que el transporte por carretera contribuye a las arcas del Estado anualmente con más de 11.000 millones de euros procedentes del pago del impuesto especial sobre el consumo de hidrocarburos que, indudablemente, procede del repostaje necesario para que los vehículos circulen por las carreteras y cuyos ingresos van a las arcas del Estado y de las CC. AA para hacer frente a todo tipo de gastos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.