EL Black Friday Español. Por Carlos Armada, voceiro de Mais Porriño

El black Friday se instauró en EEUU como un dia comercial “diferente” en el que se promocionaban los productos a precios especiales, pero como España “is diferent” el back friday aqui paso a durar una semana, en algún caso 10 días. 

El mundo político, que parte del mundo real de la calle, sigue las tendencias “anómalas” de exageración de nuestra sociedad y, como tal, aparecen las guerras de luces de navidad con gastos millonarios que ocultan las miserias de esas ciudades con gente en la calle sin posibles para llegar a fin de mes, o con situaciones como el barrio de latina en Madrid con mujeres y niños durmiendo en la calle.

En Vigo el alcalde Abel Caballero inicia la navidad a mediados de noviembre y la cierra a mediados de enero, como si el alcalde de Vigo tuviera capacidad de modificar unas fechas tan señaladas…dos meses de navidad es mucha navidad, sin duda, pero lo que cuenta es si el populacho lo aprueba, como aquellas grandes etapas de los juegos romanos donde los gladiadores entre matanzas y sangre hacían disfrutar al pueblo, y este olvidaba sus miserias entre pan y circo…y el populacho de Vigo sin duda lo aprueba.

Ante ello el alcalde de Madrid intenta esconder su creciente fascismo amparado en las exigencias del grupo, cuasi nazi, VOX, y en exigencia de ese populacho en tener r tanto circo como otras ciudades, y el circo que monta es la competencia de la luces de navidad con el alcalde de Vigo, sin saber muy bien donde se mete, porque en esto del circo el payaso mayor siempre es, siempre será, Abel Caballero, que le a ganado la competición a Madrid por goleada.

Almeida, que asi se apellida el interfecto de la alcaldía de Madrid, no solo ha perdido el pulso, ha hecho el ridículo.

Como nuestro particular Black Friday político era insuficiente aparece José Maria Aznar para hacerlo crecer en intensidad, anunciando el apocalipsis sideral ante un gobierno de “comunistas/chavistas aliado a independentistas”…solo le faltó decir “esos pordioseros miserables que se arrastran por las catacumbas de la sociedad y quieren generar una hecatombe mundial”.

Pero como en navidad los regalos vienen a pares aparecen las grandes fortunas igualmente alarmadas ante la coalición del PSOE con Podemos, porque el apocalipsis anunciado por Aznar es una certeza absoluta…….. ”o casualidad”……. .estas grandes fortunas pagan en total un misero 12% de impuestos a hacienda y, a mayor expolio, algunas de ellas llegan a pagar solo un 1%, incluso alguna menos de ese 1%.

Simplemente ese es el problema, los impuestos que deberían de ser una obligación moral de los que más tienen con los que más lo necesitan, y que los que más tienen buscan la fórmula de seguirlos evitando para seguir engrosando sus propios beneficios, incluso desestabilizando gobiernos si es necesario, (véase Bolivia).

Los que más tienen siempre quieren que los políticos tendentes a facilitar su bienestar sean los que se aúpen al poder, porque así el poder realmente lo tienen ellos…por eso les da pánico Podemos.

No soy sospechoso de ser defensor de Pablo Iglesias, ni de podemos. Cuando estuve dentro del partido morado fui siempre un critico con la organización del partido, con diversas formas de actuar, y sobre todo con Pablo Iglesias, pero precisamente por ello creo estar autorizado a decir que este gobierno del PSOE necesita de Podemos y de Pablo Iglesias para poder reformular la democracia y el estado español.

Creo que un gobierno socialista condicionado por determinadas exigencias de Podemos será bueno para la ciudadanía española…lo que quieren los poderes facticos, el “status quo” que diría alguno, es mantener un Black Friday permanente a sus intereses, y como quedó demostrado al inicio de esta reflexión escrita, en España lo de alargar los Black Fridays nos va en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.