La España inmune al ‘voto útil’: los municipios donde siempre ganan “los de siempre”

Desde 1979, hay 419 municipios que siempre han votado al mismo partido en unas elecciones generales

Cuando el próximo domingo 10 de noviembre los españoles acudan a las urnas será la decimocuarta vez que se celebran unas elecciones generales desde que en España se aprobó la actual Constitución. En todas, los candidatos convocan a los ciudadanos para que les elijan a ellos, apelando al cambio o a la permanencia, a la razón o al corazón y, a medida que ha crecido la competencia, al llamado ‘voto útil’.

Sin embargo, hay una España sorda a los cantos de sirena, siempre fiel a las mismas siglas sea cual sea el nombre del aspirante a presidente del Gobierno. En tiempos de la modernidad líquida hay una España inmune al voto útil. Se les ha llamado “feudos” o “graneros” del voto a tal o cual formación. Más que un voto duro, el suyo es granítico. Estos son los municipios donde, cuando hay elecciones generales, siempre ganan los mismos:

El voto más apegado al PSOE se concentra en pocos kilómetros

Desde las elecciones generales de 1979, el PSOE ha ganado todos y cada uno de los comicios en 334 municipios de España -de todos los que en 40 años no han desaparecido ni se han unido a otros o segregado de ellos-. Atendiendo a su población actual, eso equivale a algo más de 1,5 millones de habitantes que no han querido mayoritariamente un presidente del Gobierno que no fuera de las siglas del puño y la rosa.

Los datos hablan: Municipios que repiten partido más votado en unas elecciones generales desde 1979
Municipios que repiten partido más votado en unas elecciones generales desde 1979 RTVE.ES / DATADISTA

El mayor de esos municipios es Dos Hermanas, en Sevilla, donde están censadas 133.168 personas. De hecho, de las diez poblaciones más grandes que siempre han votado a un socialista para la Moncloa, siete son de la provincia de Sevilla y están a muy pocos kilómetros entre sí: Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, Utrera, La Rinconada, Coria del Río, Carmona y Camas. Y las otras tres son también andaluzas: Arcos de la Frontera (Cádiz), Puente Genil (Córdoba) y Martos (Jaén).

Aún más, entre los 20 municipios más poblados donde los socialistas siempre han sido los más votados en unas elecciones generales, solo dos no son de Andalucía: Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y Canovelles (Barcelona), cada uno con algo más de 16.000 habitantes.

De hecho, Canovelles es el único municipio de Cataluña donde siempre ha ganado el PSOE, aunque sus porcentajes de voto han ido menguando y desde 2011 han quedado ya lejos del 50% que el PSC estaba acostumbrado a rebasar en esta población del Vallés Oriental, que creció con emigrantes de todo el país en las décadas de los 50 y 60.

El imbatible PP de Vilalba

En comparación, el PP no ha disfrutado ni de lejos de un voto tan arraigado. Bajo sus diferentes denominaciones desde las generales de 1979 (Centro Democrático, Alianza Popular y sus coaliciones y el actual Partido Popular), la lista del PP ha sido siempre la más votada en un total de 20 municipios, que acumulan un censo de poco más de 25.000 personas.

El más grande es Vilalba, en Lugo, en el que viven 14.226 personas. La única vez que los ‘populares’ bajaron del 50% de las papeletas en unas elecciones generales en esta población fue el pasado 28 de abril, cuando el PP cosechó el peor resultado de su historia.

Sin embargo, aparte de Vilalba, de la veintena de municipios siempre fieles al PP solo hay otros tres con más de 1.000 habitantes: Sant Joan de Labritja, en la isla de Ibiza (6.200); Padrenda, en Ourense (1.799) y Riotorto, también en Lugo (1.255).

Del resto de siglas que se han presentado a todas y cada una de las elecciones generales de los últimos 40 años, las de IU (primero en solitario y luego integradas en Podemos) han ganado siempre en una sola: Marinaleda, en Sevilla (2.626 habitantes), un municipio eminentemente agrícola, y conocido por definirse a sí mismo como “una utopía” de inspiración comunista bajo el liderazgo del que es su alcalde también desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo. El 28A votaron a Podemos el 60,75% de los ciudadanos.

Por otra parte, hay 43 municipios vascos donde siempre ha ganado el PNV -41 de ellos de Bizkaia y dos de Araba (Villanueva de Álaba y Kripan)-, y donde hay censadas en total más de 180.000 personas. El más grande es Durango, con 29.636 habitantes.

Y en Cataluña, hay 21 municipios donde siempre ha ganado la antigua CiU -en su sucesión de siglas de la última década, CDC, DL y JxCat-. El más grande es Matadepera (Barcelona), con 9.291 habitantes, y todos ellos no llegan a 18.000 habitantes.

La España más volátil, en Canarias

En la otra cara de la moneda están los municipios donde el voto es más infiel, aquellos lugares donde más ha cambiado el partido ganador en unas elecciones generales. Y la mayoría se encuentran en las Islas Canarias.

Por tamaño, encabeza este ránking Santa Lucía de Tirajana (71.083 habitantes), en la isla de Gran Canaria, donde desde 1979 han ganado siete partidos diferentes (los tres últimos, el PSOE en abril de 2019, el PP en 2016 y Podemos en 2015). Visto lo visto, la repetición electoral podría dar a otro partido como ganador.

Otro municipio con esta misma marca es Teguise, en la isla de Lanzarote (22.122 habitantes), donde también siete partidos diferentes han sido los más votados alguna vez. Pero no es un fenómeno insular ni meridional. En Gipuzkoa, concretamente en Mondragón (22.019), han votado en primer lugar hasta a seis partidos distintos. Y en la misma provincia, en San Sebastián han ganado cinco partidos diferentes desde 1979.

Entre las ciudades más grandes de España, destaca también el nomadismo político de Vigo y de Barcelona, que han cambiado cuatro veces de partido favorito en unas elecciones generales.

Los datos hablan: Los municipios que han superado al menos una vez el 80% de participación en unas elecciones generales.
Los municipios que han superado al menos una vez el 80% de participación en unas elecciones generales. RTVE.ES / DATADISTA

Votantes fieles y en masa

Cabe citar no solo los municipios que votan de manera sostenida en el tiempo a las mismas siglas, sino también el ránking de los que lo hacen con mayor movilización. Más que un voto fiel, fervoroso.

Así era el voto a la UCD de Adolfo Suárez en las primeras elecciones generales postconstitucionales, las de 1979. Entre los municipios que hoy tienen un censo de más de 10.000 habitantes, UCD consiguió un 87,86% de los votos en La Oliva (25.884 habitantes, en la isla de Fuerteventura).

Le siguen en esta lista Medina Sidonia, en Cádiz, con el  84,14% de sus votos en 1989 para el PSOEYaiza, en Lanzarote,) con el 83,75% de las papeletas para UCD en 1979; Mogán, en Gran Canaria, con el 81,83% ese mismo año para la lista de Adolfo Suárez; y Los Barrios, en Cádiz, donde el 80,5% de los votantes eligieron al PSOE en 1982.

Sea cual sea el resultado, las participaciones electorales más masivas se concentraron en las primeras convocatorias electorales tras la aprobación de la Constitución. Los récords de participación en unas elecciones generales en municipios grandes no se superan desde las elecciones de 1979 y 1982.

Entre los más movilizados históricamente de manera constante, cabe destacar Majadahonda, en Madrid (71.785 habitantes en la actualidad) que casi siempre ha acudido a las urnas en un porcentaje superior al 80% (y desde 1986 para elegir siempre en primer lugar al PP).

Fuente: José Á. Carpio (RTVE.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.