RC Deportivo. Carta a mi afición

Nieves Fernández

Querido Deportivismo:
No se donde te encuentras por mucho que te busco. No dejo de repasar el momento exacto en que te escondiste del todo. Pero sé que estás ahí. Yo, junto con otros tantos, hace tiempo que intenté hacerte ver que juntarte con malas compañías no sólo no te haría ningún bien sino que acabaría arruinando tu vida y destruyendo tu futuro.

Fue aterrador comprobar como te íbamos perdiendo. Te alejaste sin mirar atrás. Renegaste de los que queríamos lo mejor para ti y llegaste incluso a acusarnos de querer buscar continuadamente un enfrentamiento gratuito. Y tenías razón. Desde el primer momento fuimos culpables de entablar una lucha. Una lucha compuesta de peleas, gritos desesperados, reclamos… No pediré perdón. Todavía hoy, exactamente igual que desde hace 6 años, necesito esta lucha. Contra los que destruyeron los puentes y crearon el abismo entre nosotros. Contra los que nos dirigen pero solamente hacia el vacío. Contra todo el que ayudó a acabar la enorme fosa en la que nos quieren enterrar. No te lo puedo explicar mejor porque no tengo palabras para hacerlo y si te lo explicase, no tendría sentido alguno; pero necesito esta lucha, la necesito desesperadamente. Porque no estamos muertos.
Necesito odiarte ahora, necesito desesperadamente maldecir aquello en lo que te has convertido y necesito que tú sobrevivas a mi odio y a la rabia que te hago sentir. Necesito esta lucha aunque la odio a ella también. Necesito luchar contigo y necesito que tú reacciones a ello y te enfrentes conmigo. Desesperadamente necesito que sostengas el otro lado de la cuerda, que la sostengas con fuerza mientras buscamos como sostenernos juntos en este nuevo mundo en el que nos movemos desde hace 6 años. Antes yo sabía quien era, quien eras tú, quienes éramos “nosotros”, pero ahora no lo sé. Provocarte con lo que fuimos y lo que pudimos haber llegado a ser ha sido la única forma que he tenido para seguir viéndote de lejos aunque fuera solo para intentar defenderte de mis acusaciones, arropado por esas malas influencias de dirigen tu destino desde un palco y a las que tú defiendes. Y, cuando lo he hecho, no he podido evitar respirar al ver que seguias existiendo.
Sé que añoras la afición que fuimos, y sé que te duele vernos separados por que juntos vivimos un ÚNICO SENTIMIENTO.
Estoy segura de que necesitas esta lucha tanto como yo. Y yo te necesito a mi lado. Porque, aun en nuestros peores momentos, fuimos, somos y seremos los mejores guerreros. Necesito que te ames y me ames por los dos ahora. Sé que debe ser horrible que te etiqueten de mal Deportivista. Yo me sentí igual, cuando lo hiciste conmigo. La diferencia es que yo nunca te di por perdido. No lo hagas tú. No te rindas en esta lucha; la necesitas tanto como yo. Ella te enseñará que nuestra sombra no es más grande que la luz que nos precede y mantuvimos encendida durante años. Ganemos esta guerra para recuperar toda la identidad que nos robaron. Y yo olvidaré y tú olvidarás. Y regresaremos. NO importa cuanto hayamos discutido. NO importa cuantos insultos nos hayamos escupido en el camino. No importan los silencios con que contestaste a mis gritos cuando te pedía auxilio. Por favor, no sueltes el otro lado de la cuerda; no dudes que estás haciendo el trabajo más importante que alguien puede hacer para recuperar lo que más amamos… A UNIÓN… A NOSA FORZA… O Noso club.

Seamos lo que fuimos : un bloque en equilibrio que sigue una misma dirección. Salvemonos de nosotros mismos y volvamos a casa porque ese será siempre el único destino que merezca la pena.
Recuperemos lo que fuimos pero sobre todo no dejemos que nos obliguen a ser lo que nunca llegaremos a ser: historia pasada y DESUNIÓN.
Juntos elevamos el verbo sentir a la categoría de arte supremo.

Nuestro amor por el Depor siempre fue imparable, imborrable. Es el que más canciones ha dado a la historia de nuestro club. Y es de los que sólo ocurren una vez en la vida, pero te marcan a fuego durante toda ella.
Augusto Cesar Lendoiro nos lo trajo en bandeja y sólo por eso fue el mejor que se puede soñar. Los que vinieron después no pararán hasta echarnos de casa.

#QueSeVaianTodos #QueVuelvaLaUnion
#EncuentraLoQueAmasyDejaQueTeDestruya pero que nos maten otros #directivadimision #DefendamosTodoAquelloALoQueAmamos
#

PD: Que la realidad no supere a la afición. NUNCA.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.