RC Deportivo. Todo es un desastre… Una llamada a la afición. Por @xalomonte

Jornada 14 de Segunda División. Colistas por tercera jornada consecutiva. El equipo más goleado de segunda división. El segundo equipo más goleado. 1 victoria de 14 partidos, no ganamos desde Agosto, y las sensaciones en la actualidad son mucho peores que los resultados. Cambiamos de entrenador, y con el nuevo entrenador conseguimos 2 puntos en 5 jornadas. Ninguna variación de estrategia, motivación y resultados. Es decir… todo es un desastre, pero nos necesitamos.

Cuando ha finalizado el partido de hoy, no he podido ver el número de aficionados que ha asistido hoy en Riazor, pero cada vez menos afición se acerca al estadio. Nos han hecho comer ya tanta basura (por no decir otra palabra malsonante), que ya ni nos enfadamos, ni silbamos, sólo nos vamos a nuestra casa. Es hora de estar a la altura, para que por lo menos alguien lo haga.

El año que viene esperemos que tanto directiva, como dirección deportiva, como gran parte del equipo no esté con nosotros, pero cuando todos estos se marchen, la afición seguirá aquí, por lo que aunque estemos en la jornada 14 es momento de hacer llamada a la afición.

Antes justo de empezar esta crónica leí en redes sociales la rueda de prensa de nuestro entrenador, en la cual decía que este había sido nuestro partido más completo. En fin … y lo peor es que no le falta razón, hoy se intentó, pero nuestro nivel es bastante escaso en todas las líneas.

Salía el equipo de siempre con Muhaid en la banda derecha y la verdad es que salimos diferente a otros partidos, por lo menos lo intentábamos. Durante los primeros minutos llevamos el tempo del partido (sin crear peligro por supuesto) y el Elcha prácticamente no se acercaba a nuestra área. También es cierto que la suerte no nos acompaña últimamente,  en esta ocasión volvió a suceder. Primer acercamiento del Elche en una falta muy discutible de Alex, que se convirtió en el primer gol visitante. Primer tiro y primer gol en contra, y ya van muchas jornadas así. No nos afectó tan negativamente como en otras ocasiones y seguimos insistiendo sin fútbol pero con corazón a ver si armábamos alguna jugada de manera aislada en la que pudiéramos acercarnos. Un par de corners y la negativa del Elche por aportar nada al partido nos daba algo de peligro, que se constató en el gol de Mollejo en una jugada bastante buena en la que Montero (si, nuestro central) tuvo que llegar a tres cuartos de campo y meter un pase a Salva Ruiz que centró y remató Mollejo en el segundo palo. Empate en el marcador (hacía justicia) y de vuelta a la carga. Faltaban 15 minutos para el descanso, y lo intentamos con más corazón que cabeza, pero por lo menos lo estábamos intentando.

La segunda parte se inició de igual modo, nosotros intentándolo y el Elche esperando a que cometiéramos un error (que es lo que solemos hacer) para aprovecharlo. Y en este caso fue el jugador menos esperado, Dani no atajó un tiro no muy difícil, y lo que es peor, su rechace lo convirtió en un penalti ante un delantero que no tenía opción clara de marcar. Doble error.

Otra vez a remolque, y esta vez sin tanta fuerza ni ganas, empezamos a volcarnos por inercia, pero sin creérnoslo mucho. Un remate a bocajarro de Mollejo que sacó bien el portero y un par de corners fue toda nuestra propuesta. Ni Borja Valle, ni Brja Galán, Ni Cristhian Santos aportaron nada valioso.

Hasta que en el minuto 87, Aketxe se sumó a la lista de jugadores que cometen errores individuales en nuestro equipo y regaló un pase en el centro del campo que culminó en una contra que puso la puntilla al resultado. 1-3 en casa en un partido que tu entrenador consideró como el más completo.

Lo dicho, hagámoslo por el Depor, no por lo que lo rodea, pero la afición desde la próxima jornada tiene que dar ejemplo a todos los estamentos del club y apoyar en este momento en el cual aun se pueden cambiar cosas.

FORZA DEPOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.